Cultura

Compartir

Tamales veracruzanos son ahora una tradición en Reynosa

Reynosa es una de las ciudades fronterizas con mayor movimiento migratorio

Sin importar las inclemencias del tiempo, todas las mañanas Silvia Ávila Rivera sale a vender tamales veracruzanos de pollo, puerco o acelgas con queso, comida que se ha vuelto típica en esta región fronteriza desde hace ya varias décadas.

En entrevista, mencionó que la venta de tamales de hoja de plátano estilo Veracruz son muy solicitados en esta ciudad, pues un alto porcentaje de la población es originaria de dicha entidad.

Reynosa es una de las ciudades fronterizas con mayor movimiento migratorio, tanto de paso como de aquellos foráneos que llegan y se establecen en esta zona en busca de mejores oportunidades de vida, luego de que la industria petrolera y la maquila, entre otros, ofrecen alternativas laborales.

Originaria de esta ciudad, Silvia señaló que el alto porcentaje de veracruzanos que radican en esta localidad ha permitido que durante los últimos años se modifiquen algunas costumbres, entre los que se incluyen alimentos como el tamal de hoja de plátano.

Dijo que aprendió a hacer los tamales veracruzanos con una amiga originaria de Cerro Azul, quien le mostró la receta sin ninguna reserva.

“Actualmente es muy común la venta de este tipo de tamales, en cualquier punto de la ciudad los venden y a la gente les gustan mucho porque son sabrosos y económicos”, mencionó.

Agregó que la elaboración es sencilla, pues el secreto está en batir la masa y en dejarlos cocer el tiempo suficiente para que no queden crudos o pintos.

Silvia comentó que se levanta todos los días a las 4:00 horas para poner a cocer la olla de 60 tamales que dejó preparados una noche anterior a fin de llegar al puesto de venta ubicado en una de las principales avenidas de esta ciudad en punto de las 7:30 horas, en donde sus clientes llegan a comprarle.

“La preparación es sencilla, se compra la masa de nixtamal, se bate con manteca y chile color y se le agrega el pollo, puerco o el queso con las acelgas, yo los hago grandes y los coso a término medio, ni aguados ni duros”, dijo.

Silvia mencionó que hay gusto para todo, pero que la gente prefiere los tamales con carne de puerco, que al igual que los de pollo o queso con acelgas los sirve acompañados de repollo y salsa al gusto del cliente.

Señaló que el tamal es un alimento nutritivo, sabroso y económico, pues con sólo 16 pesos una persona puede almorzar, comer o cenar.

Todos los días, excepto los domingos, Ávila Rivera llega muy temprano con su carro al estilo food truck a vender sus tamales en la esquina de la calle 20 y cerro Pena Nevada, en la colonia Fuentes, sección Lomas, en donde los últimos tres años ha ganado clientes y comensales.

“Con lluvia, sol, nublado, calor o frío aquí me encuentran todos los días, de lunes a sábado desde las 7:30 de la mañana hasta el mediodía, hora en que por lo general termino la venta de tamales y después me voy a comprar las cosas para repetir la historia al otro día”, dijo.

Expuso que a pesar de ser Reynosa, ciudad vecina con Estados Unidos y que la influencia alimenticia es muy grande, las personas conservan el gusto por disfrutar de uno de los platillos típicos de México, el tamal.

Refirió que difícilmente este alimento pierde su encanto, pues un alto porcentaje de personas que habitan en Reynosa son originarias del estado de Veracruz, así como de otras entidades del sur, que tienen entre sus alimentos diarios el consumo del tamal.

Mencionó que la comercialización de tamales se convirtió en su fuente de ingresos, mismo que le permite mantener su hogar y satisfacer sus necesidades básicas, por lo que aseguró que continuará con esta actividad mientras la gente siga buscándola todos los días en la esquina donde expende el alimento desde hace más de tres años.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40