Cultura

Compartir

Durango, parte del Camino Tierra Adentro, Patrimonio de la Humanidad

Se presentó el expediente del Camino Real de Tierra Adentro, por la vía diplomática, ante la Unesco en París, en 2010

La hacienda de Navacoyan y la capital del estado pertenecen al Camino Real de Tierra Adentro, Patrimonio de la Humanidad, considerado el más antiguo del Continente Americano, con una extensión aproximada de dos mil 900 kilómetros, que representa una vía que tiene su zona de influencia.

A Durango se le reconocen 19 espacios o inmuebles en los casi 500 kilómetros de este camino que quedaron declarados dentro de la entidad, se informó en el sitio Durango Turístico.

Señaló que el Camino Real de Tierra Adentro entraba a Durango, o más bien a la Nueva Vizcaya de la Nueva España, al bajar por el Ojo de Agua del “Calabazal” o Villa Insurgentes hacia Vicente Guerrero que incluso en esos tiempos se llamaba Hacienda de Mulero.

Manifestó que no muy lejos de ahí está el pueblo de Súchil y la Hacienda de Morteros, y ese camino continuaba para llegar a la Hacienda de San Antonio de Juana Guerra que era una propiedad que pertenecía al cabildo Nombre de Dios.

La hacienda de Juana Guerra, como más se le conoce, es el primer sitio en Durango que se menciona en la Declaración de la Unesco y contaba con un enorme ojo de agua que hasta la fecha subsiste y en ella se encontraba posada para pasar la noche y descansar a los animales, estableció.

Ahora tiene la misma fachada, una capilla y sigue en el camino Nombre de Dios, otro de los 19 sitios de Durango mencionados como Patrimonio de la Humanidad y parte del Camino Real de Tierra Adentro.

Por otra parte, en un comunicado publicado en el sitio de la Secretaría de Turismo de Durango, refirió que este camino fue establecido por los conquistadores españoles en tierra continental, probablemente sobre vías que eran usadas por los grupos indígenas de estas tierras.

Señaló que en la entidad hay varios sitios que muestran un notable grado de conservación y representan un valor de carácter universal excepcional.

Expuso que el trazo de la ruta se vio favorecido por las características del terreno, a lo largo de su recorrido se formaron importantes poblaciones como Durango, Querétaro, Sombrerete, Chihuahua, El Paso, Albuquerque y Santa Fe, entre otras.

El camino iba desde la Plaza de Santo Domingo en la Ciudad de México y llegaba a su fin en la de Santa Fe, en el lejano Nuevo México, pasando por los estados de Durango, México, Hidalgo, Querétaro, San Luis Potosí, Guanajuato, Jalisco, Aguascalientes, Zacatecas, y Chihuahua, expuso.

En un principio, “los españoles se guiaron por las huellas de aquellos indígenas que tiempo atrás intercambiaban mercancías entre el norte y el sur, luego en 1598 consolidaron y ampliaron un trayecto que llegó hasta Estados Unidos de Norteamérica”, señaló.

Enfatizó que el Instituto Nacional de Antropología e historia (INAH) se propuso hacer una reconstrucción histórica, geográfica y cartográfica de la principal ruta virreinal de la nueva España, así como la investigación, ubicación y descripción detallada de 55 sitios a lo largo del camino que aún conservan su autenticidad.

Recordó que se presentó el expediente del Camino Real de Tierra Adentro, por la vía diplomática, ante la Organización de las naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) en París, en 2010, donde obtuvo la declaratoria de Patrimonio de la Humanidad.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40