Deportes

Técnicos influyen en proliferación de foráneos en futbol mexicano

Los clubes mexicanos se dan el lujo de ignorar a sus refuerzos y darle prioridad a los extranjeros

Mientras jugadores como el galo André-Pierre Gignac o el español Víctor Vázquez valen ocho y dos millones de euros, en los clubes mexicanos se dan el lujo de ignorar a sus refuerzos y darle prioridad a los extranjeros.

De acuerdo con el preparador físico de Cruz Azul, Sergio Martín, muchas veces los técnicos se inclinan por jugadores extranjeros o naturalizados para dar los resultados inmediatos que les pide la directiva, cuando llegan por lapsos cortos de tiempo al equipo.

Aseguró que el futbolista mexicano está bien preparado y puede competir en cualquier parte del mundo y eso está comprobado por lo que propuso que haya una regulación en la contratación de tantos jugadores no nacidos en México.

Expuso que “si a un técnico le dan continuidad, con las reglas bien claras, el mismo va a sacar a los jugadores como hemos hecho nosotros en otras instituciones”.

Agregó que “en Atlas hemos podido sacar uno o dos jugadores, en Morelia pudimos llevar varios jugadores, pero a veces los torneos son crueles porque contratan a un técnico por un año, el técnico se presiona y no tiene la paciencia de ver a los jóvenes”.

Consideró que invertir en fuerzas básicas nunca será una mala inversión para los clubes, pues luego del trabajo en todos los aspectos el joven ya puede dar el salto a la Primera División, pero por esa presión que vive el timonel no pueden llegar.

Manifestó que “si la premura en la contratación del técnico es con resultados inmediatos, a veces alguno busca curarse en salud, busca jugadores hechos, no tiene la paciencia de esperar y hacer de los jugadores mexicanos, es el tema que tendría que verse”.

Martín, quien ha trabajado en la preparación física de jugadores de Morelia y Atlas, consideró que el club más que ver al jugador como posible prospecto al primer equipo, le puede sacar jugo si logra colocarlo en otro club cuya economía no le permita hacerse de jugadores extranjeros de buen nivel.

“También puede ser una buena fuente de ingresos ese jugador de fuerzas básica ya hecho, hay equipos que tienen jugadores jóvenes que en este momento están muy bien cotizados, entonces para el club puede hacer un ahorro traer extranjeros o naturalizados o puede ser una fuente de ingresos”, expresó.

Consideró que “vender un jugador que salió de fuerzas básicas y volver a reinvertir en ese sistema, es decir en la infraestructura de fuerzas básicas que puede ser una cadena que en determinado momento llega a ser interesante”.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40