Deportes

“Checo” Pérez acaba en lugar 13 y con problemas de frenos en Gran Premio de Australia

El piloto mexicano Sergio Pérez apuntaba a algo mejor en Melbourne, pero la carrera le puso varios retos sin superar con el VJM09, pues desde la largada abortada comenzaron los problemas de temperatura del coche que al final lo privaron de luchar por los puntos.

El piloto mexicano Sergio Pérez apuntaba a algo mejor en Melbourne, pero la carrera le puso varios retos sin superar con el VJM09, pues desde la largada abortada comenzaron los problemas de temperatura del coche que al final lo privaron de luchar por los puntos.Cuando el Gran Premio de Australia, primera cita del calendario de Fórmula Uno, se aprestaba a comenzar, un problema en el monoplaza del ruso Daniil Kvyat obligó a la dirección de carrera a cancelar el arranque, todos los coches, excepto el de éste que terminó abandonando, dieron una vuelta más.

Para “Checo” este fue el comienzo de sus problemas que más tarde se agravarían con la bandera roja que hubo por el contacto entre su compatriota Esteban Gutiérrez y el español Fernando Alonso.

“Hubo un sobrecalentamiento del clutch en las dos primeras arrancadas, para la segunda que fue la buena al momento de soltar no tuve tracción y perdí dos posiciones”, expresó Pérez.

Agregó que eso le complicó el plan que había desarrollado con el equipo para una carrera en la que había calificado noveno. Detrás tenía a Alonso que iba con superblandos, mientras que Pérez calzaba los blandos y la variación de prestaciones no le beneficia al mexicano.

“Después con el safety car (y la bandera roja) las cosas se complicaron más, la estrategia ya no nos funcionó pues veníamos a una sola parada, encima padecí con el tráfico de la competencia y eso sobrecalentaron todavía más los frenos, además de los neumáticos”, señaló.

“Checo” explicó que el circuito es particularmente difícil si vas en medio porque todo el tiempo tienes el aire sucio de los coches y eso elevaba más las temperaturas. Cerca del final le avisaron por radio que los frenos estaban en un nivel crítico y debía ser prudente para poder terminar la carrera, por lo que se limitó a guardar la posición y acabó 13.

Ahora la siguiente carrera en el calendario es Baréin, cuyo lugar le trae buenos recuerdos a Sergio porque hace dos años ahí consiguió su primer podio con el equipo, justo en su temporada debut.

“Creo que había para esta primer carrera grandes oportunidades de empezar bien la temporada, no se pudo pero la temporada es larga y tenemos todo para ser optimistas de que vamos a tener un gran año”, puntualizó. El piloto mexicano Sergio Pérez apuntaba a algo mejor en Melbourne, pero la carrera le puso varios retos sin superar con el VJM09, pues desde la largada abortada comenzaron los problemas de temperatura del coche que al final lo privaron de luchar por los puntos.Cuando el Gran Premio de Australia, primera cita del calendario de Fórmula Uno, se aprestaba a comenzar, un problema en el monoplaza del ruso Daniil Kvyat obligó a la dirección de carrera a cancelar el arranque, todos los coches, excepto el de éste que terminó abandonando, dieron una vuelta más.

Para “Checo” este fue el comienzo de sus problemas que más tarde se agravarían con la bandera roja que hubo por el contacto entre su compatriota Esteban Gutiérrez y el español Fernando Alonso.

“Hubo un sobrecalentamiento del clutch en las dos primeras arrancadas, para la segunda que fue la buena al momento de soltar no tuve tracción y perdí dos posiciones”, expresó Pérez.

Agregó que eso le complicó el plan que había desarrollado con el equipo para una carrera en la que había calificado noveno. Detrás tenía a Alonso que iba con superblandos, mientras que Pérez calzaba los blandos y la variación de prestaciones no le beneficia al mexicano.

“Después con el safety car (y la bandera roja) las cosas se complicaron más, la estrategia ya no nos funcionó pues veníamos a una sola parada, encima padecí con el tráfico de la competencia y eso sobrecalentaron todavía más los frenos, además de los neumáticos”, señaló.

“Checo” explicó que el circuito es particularmente difícil si vas en medio porque todo el tiempo tienes el aire sucio de los coches y eso elevaba más las temperaturas. Cerca del final le avisaron por radio que los frenos estaban en un nivel crítico y debía ser prudente para poder terminar la carrera, por lo que se limitó a guardar la posición y acabó 13.

Ahora la siguiente carrera en el calendario es Baréin, cuyo lugar le trae buenos recuerdos a Sergio porque hace dos años ahí consiguió su primer podio con el equipo, justo en su temporada debut.

“Creo que había para esta primer carrera grandes oportunidades de empezar bien la temporada, no se pudo pero la temporada es larga y tenemos todo para ser optimistas de que vamos a tener un gran año”, puntualizó.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40