Deportes

Compartir

Muhammad Ali cautivó con magia arriba y abajo del ring

Así como detentaba la capacidad para demoler rivales sobre el ring y moverse con gran velocidad

Así como detentaba la capacidad para demoler rivales sobre el ring y moverse con gran velocidad, Muhammad Ali también tenía perfectamente estudiado cómo desaparecer y aparecer una pañoleta entre sus manos.El considerado más grande pugilista de todos los tiempos apretaba los puños para liquidar oponentes y protagonizar memorables batallas, pero también los apretaba para realizar trucos de magia, su hobby y deleitar a chicos y grandes.

Amigo de don José Sulaimán, el pugilista afroamericano aprovechaba cada ocasión para hacer magia, lo que pudieron apreciar cientos de personas, entre ellos dos mexicanos que disfrutaron la oportunidad de convivir con él.

“Con Ali conviví muchas veces cuando hubo reuniones del Consejo Mundial de Boxeo, a mí me hizo varias magias, se metía una pañoleta al puño y luego la desaparecía”, recuerda con agrado uno de los máximos ídolos de México, Carlos Zárate.

A un día de que se realicen los funerales privados de Ali en su natal Louisville, Kentucky, el “Cañas” se dijo agradecido por haber convivido algunos momentos con Ali, de quien tiene un recuerdo muy especial, cuando el tres veces campeón pesado estuvo en Cancún en 2012.

“Cuando lo nombraron ‘Rey del Boxeo en Cancún había mucha gente formada para saludarlo y él estaba sentado, fui, lo tomé de las manos y le dije, soy Carlos Zárate, Ali, y me apretó, me reconoció, alcanzó a verme pelear y tener un recuerdo de mi”, expresó.

El historiador Víctor Cota, quien acompañó por muchos años a “don José”, también convivió varias veces con Ali, incluso en la casa del pugilista, de quien aseguró “es el más grande hombre que ha tenido el boxeo y uno de los mejores peleadores de la historia”.

Recordó que “era una excelente persona, estuve en su casa con don José en Beverly Hills, ahí con sus perros, nos dio unas exhibiciones de magia, tenía ese hobby”.

Ali, ese que luchó por causas sociales y contra el racismo, el tres veces campeón pesado y quien revolucionó el boxeo, estuvo varias veces en México, en Ciudad Valles, San Luis Potosí, y en la Ciudad de México, “le gustaba la comida mexicana, la comida y la gente lo impresionaron”, recordó.

Ali, quien falleció el pasado viernes, ha sido reconocido con homenajes desde que se conoció la lamentable noticia. Este jueves habrá un servicio privado para la familia y el viernes toda la que gente que así lo desee podrá despedirse de “Él más grande” boxeador de todos los tiempos y acudir a su funeral en Louisville, Kentucky, donde él nació.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40