Deportes

Compartir

Nadador Horus Briseño sin competir en Copa Mundial por falta de dinero

El mexicano Horus Briseño Ramírez se vio impedido de participar en las etapas de Copa del Mundo de Natación por falta de apoyos económicos

El deportista de 23 años compitió en septiembre en las etapas mundiales de Berlín, Alemania, y Moscú, Rusia, donde calificó a la final de los 200 metros espalda, con un quinto y séptimo puesto, respectivamente.

Sobre por qué no estuvo el fin de semana en la etapa de la Copa Mundial de Natación de Beijing, China, respondió tajante: “No participé en las demás porque sale caro”.

Comentó que sólo fue a Alemania y Rusia porque con su entrenador José de Jesús Hernández consideró que eran las más fuertes, “de acuerdo a la evaluación de resultados en años anteriores, y compaginaban con mi plan de entrenamiento, entonces, quedaron perfectas”.

Agregó que las autoridades del Instituto del Deporte de Aguascalientes le pagaron el hospedaje y alimentación de Berlín, “fue bastante, porque además fue la más cara. En transporte local no gasté nada porque me iba caminando de donde me hospedé a la alberca”.

Compartió que de su bolsillo pagó el boleto de avión de México a Berlín, luego a Moscú y de vuelta a México, y en la capital de Rusia tuvo que cubrir los gastos de hospedaje y alimentación.

Pese a todo, evitó pedir apoyo a la Federación Mexicana de Natación, al ver que hay favoritismo hacia algunos competidores, mientras en la Comisión Nacional del Cultura Física y Deporte (Conade) ni se acerca tras la amarga experiencia de la única vez que pidió respaldo para ir a una Universiada Mundial.

“Los directivos (de Conade) me respondieron un poco cortante y la verdad no se me hace justo estar rogando. Entiendo la responsabilidad de ellos y también entiendo que no cumplo con los requisitos para ser apoyado como quisiera o como me gustaría. Hay procesos y mi deporte es bastante complicado, porque en natación en México estamos un poco rezagados”, declaró.

El estudiante de la Licenciatura de Administración y Dirección de Empresas en la Universidad Anáhuac, informó que la Conade sí le apoyó un tiempo, pero nada más cuando intentó clasificar a los Juegos Olímpicos Londres 2012, con una beca y sólo eso.

Mencionó que no ha pedido apoyo a la Conade porque tanto él como su entrenador prefieren hablar con hechos, “porque si insistimos me van a decir -qué has logrado, dame pruebas, si no, estoy invirtiendo en algo que no he visto-, y eso lo entiendo, pero entonces cómo me desarrollo, cómo compito y mejoro”.

Horus Briseño Ramírez todavía disfruta sus participaciones en la Copa del Mundo de Natación en Berlín, donde calificó a la final de los 200 metros espalda en quinto lugar con 1:58.63 minutos; en Moscú fue finalista y concluyó en el séptimo escalón con 1:59.13 minutos.

“Es una sensación increíble. Me quedo con una experiencia enorme, porque me doy cuenta de muchas cosas, que a pesar del renombre de esos atletas, como (la húngara) Katinka Hosszu no estamos alejados respecto a las condiciones físicas. Creo que la diferencia es la inversión que hace su país para ese deporte”, expresó.

Siente alegría por hacer ver la presencia de México en esas competencias, aunque no fue con una medalla de oro, pero sí con la satisfacción de haber dado todo, realizar sus mejores tiempos personales y cumplir el objetivo de estar en la final, competir con la elite mundial.

“La natación en México está creciendo, porque hay nadadores que están haciendo unos ‘tiempazos, pero administrativamente vamos para atrás”, indicó.

El mexicano todavía se emociona por haber competido en Moscú al lado de su ídolo, el australiano Michell Larkin, el ganador de la medalla de oro en los Juegos Olímpicos Río 2016.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40