Entretenimiento

Salma Hayek asegura que no pretende ser ejemplo, sino testimonio

La actriz mexicana, Salma Hayek, una de las más sobresalientes a nivel mundial, aseguró que no es lo mismo subir que evolucionar, lo que para ella es lo más importante, dijo que para conseguir el éxito profesional y personal nunca ha caído bajo.

La actriz mexicana, Salma Hayek, una de las más sobresalientes a nivel mundial, aseguró que no es lo mismo subir que evolucionar, lo que para ella es lo más importante, dijo que para conseguir el éxito profesional y personal nunca ha caído bajo.

En 2002 fue nominada como Mejor Actriz al premio Oscar por la película “Frida”, es una de las figuras más importantes en Hollywood, acreedora de varios premios y defensora de las causas sociales. Sin embargo, tampoco se considera un ejemplo a seguir.

“No me siento como una persona que tiene que ser ejemplo. Estoy muy interesada en seguir evolucionando. A veces, cuando evolucionas, tienes que caer muy bajo, pero yo no tengo la presión de caer bajo, y no evoluciono para los otros, lo hago para mí, aunque en conexión con los otros”, explicó a Notimex.

Admitió que en 49 años de vida le han sucedido cosas horribles y que nunca las ha contado porque no usa sus tragedias para atraer a alguien en el plano emocional.

“Sólo quiero ser un recordatorio de que conseguí mi felicidad porque fue la opción que tomé, lo mismo que el amor”.

Más que ejemplo, “deseo ser un testimonio de lo que sí se puede hacer y lo hago por mí, pues me quiero ir de este mundo sabiendo que hice todo lo posible para evolucionar espiritualmente e intelectualmente en mis relaciones con las demás personas, que hice una contribución al planeta”.

“Así me quiero ir y no es que venga a ser la salvación del mundo, significa evolucionar y todos podemos hacerlo mientras no pises con malicia a nadie más, porque subir no es evolucionar, esa es la diferencia”, aseveró.

Salma Hayek se encuentra en México como parte de la promoción de la película animada “El profeta”, inspirada en el libro del poeta libanés Kahlil Gibran, la cual se estrenará en México el 22 de enero próximo.

Se trata de su obra más emblemática, compuesta por una serie de poemas de carácter existencial y filosófico.

La historia sucede en la isla imaginaria de Orfales, donde “Almitra”, una niña de ocho años, conoce a “Mustafá”, preso político sujeto a arresto domiciliario. Entre los dos se teje una amistad fuera de lo común.

Hayek comentó que al decidir coproducir este filme con el estadunidense Roger Allers (El Rey León), sanó algo en ella misma, pues la trama le generó una gran revolución interna.

“(El profeta) Ha sido lo más difícil que he hecho en mi vida. No fue el éxito que yo hubiera querido, pues me hubiera gustado que más gente la viera, lo cual me causó muchos problemas; sin embargo, nunca me eché para atrás porque era parte de decir: creo en ella y es todo lo que me tiene que importar”.

Platicó que ella sabía cómo hacerla para ganar dinero y cómo realizarla para no ganarlo.

“Pero la hice para no ganar. Creo que en México le va a ir muy bien porque la gente es más espiritual que en Estados Unidos”, reflexionó Salma, quien para desayunar esta mañana en un restaurante de la capital mexicana, optó por huevos divorciados en salsa roja y agua.

Con actitud amable, sonriente y sencilla, Hayek indicó que apostó por “El profeta” con el propósito de acercarse a la esencia del ser humano, sin que se tuviera que definir el tipo de público: infantil o adulto.

“La película es una medicina, no está hecha para que se vea con los ojos y se piense con la cabeza, al contrario, entre más la piensas y la analizas, menos efecto hace. Está hecha para verse con el corazón y sentirse con el alma porque el alma reconoce algunos valores universales del potencial del ser humano”, explicó.

Subrayó que los temas musicales son bastante valiosos, porque aportan un mensaje fundamental para la niñez y no de susto o frustración, a diferencia de otros que son de dominio popular.

“Cuando tuve a mi hija me di cuenta que hay algunas canciones bastante malas, como aquella de ‘Duérmete niño, duérmete ya, que viene el coco y te comerá. Una vez que las analicé todas, dije: ‘wow.

“Cri-Cri tiene algunas buenas, pero otras son súper deprimentes, a mi hija le ponía todos los discos, pero con aquella de ‘La muñeca fea quieres llorar. Luego me acordé que desde niña me deprimía con ésta o con la de la abuelita (¿Di por qué?) que ya no tiene dientes, la música es tristísima”.

“El profeta”, en su opinión, logra que los niños se identifiquen con el ritmo de la poesía y las imágenes, porque asocian los valores de la filosofía.

La actriz y productora consideró que los niños no están acostumbrados a ver películas que les haga pensar y hacer uso de su imaginación porque todas se les presentan de una forma resuelta.

“Pero al mismo tiempo se les manipula para pensar de una manera específica y a sentir en momentos clave como: ‘aquí tienes que llorar y aquí debes sentir miedo.

‘El profeta no está diseñada para eso, sólo te obliga a tener una relación personal con el momento, a estar presente y con ello, cada persona saca algo distinto”.

El éxito de este largometraje, admitió la protagonista de “Desesperado” (1995) y “Savages (2012), no se medirá en éxito taquillero, sino en el impacto que se logre en cada persona, aunque auguró que quizá no sea inmediato.

“El tema principal es la libertad y no nada más de expresión, sino de pensamiento. Por eso tratamos de hacer una película que al espectador le dé la libertad de pensar mientras la ve. Se trata de que quien la vea busque abrazar lo que es único de ti”.

Otro aspecto a resaltar fue el de las madres solteras a través de “Almitra” y su madre. Salma recomienda a las mujeres que tengan la habilidad de ser ellas mismas, es decir, “que no se sientan cómodas en el papel de víctimas”.

“Sino que retomen su poder, y no hablo de hacer bullying, sino de recuperar o hallar quiénes son. La discriminación es lo de menos, hay mucha presión en que te digan qué tienes que ser. También existe para los hombres, pero hacia las mujeres es verdaderamente espantoso”, concluyó.

Las voces en español de “El profeta” están a cargo de Sandra Echeverría y Loreto Peralta. El estreno se ha contemplado de forma simultánea en el Distrito Federal, Toluca, Querétaro, Cuernavaca, Guadalajara y Monterrey.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40