Entretenimiento

Carlos Cámara muere de infarto fulminante mientras dormía a los 82 años

Descanse en paz el maestro de la actuación

El actor Carlos Cámara, afamado por sus papeles de villano en infinidad de telenovelas mexicanas, murió hoy a los 82 años, víctima de un infarto fulminante.

La noche del martes se fue a dormir a su cama y no despertó. De acuerdo con el parte médico, el deceso ocurrió alrededor de las 23:00 horas, confirmó su nuera Jackie Companioni, esposa de su hijo, el actor Carlos Cámara Jr.

Explicó que en diciembre pasado le fue colocado un marcapasos luego de que su corazón padeció los embates del cuadro de neumonía que lo mantuvo hospitalizado en estado grave durante mes y medio.

“Hace 10 días su esposa lo llevó a su casa. Pensamos que se iba a recuperar porque estaba reaccionando muy bien al marcapasos. Se mantenía contento y de buen humor. El domingo estuvimos en familia y comimos pizza”, relató.

Ese día les expresó que sentía mucho sueño y sus familiares pensaron que era a consecuencia de alguno de los medicamentos que estaba ingiriendo.

“Su esposa habló con el doctor y éste le dijo que, en efecto, una de las medicinas provocaba demasiado sueño, por lo que sólo debía dársela en la noche y no en la mañana”.

Carlos Cámara, dijo, nunca habló de la muerte, su anhelo fue siempre vivir muchos años y ya restablecido de su salud, regresar a los melodramas luego de su más reciente participación en “Hasta que el dinero nos separe” (2009-2010).

“Él tenía muchas ganas de seguir viviendo. Todos los días nos decía que deseaba levantarse y volver a trabajar, amaba ser actor”, destacó Companioni.

Aunque en las telenovelas siempre interpretó al malvado de la historia destacando como “Fernando” de “Los ricos también lloran” (1979) o “Humberto Roldán” de “El alma no tiene color” (1997), en la vida real, fue un hombre maravilloso y de gran corazón.

“Fue un gran ser humano, un ferviente católico, creía mucho en Dios y en la Virgen. Amaba profundamente a su familia. Nos gustaría que se le recordara como un gran maestro de la actuación que siempre fue amable y agradecido con el público”.

Dondequiera que iba, resaltó, la gente se acercaba a él y le manifestaba su cariño. A cambio, él accedía a tomarse fotos con ellos y firmar autógrafos.

Carlos Cámara fue hijo de la actriz Lolita Lázaro, fundadora de las radionovelas en Venezuela y que dominaba ocho idiomas. Nació por coincidencia en República Dominicana el 9 de enero de 1934.

Su madre era española y su padre, aunque residía en Puerto Rico, era de Estados Unidos.

El resto de su familia también se dedicó a diversas artes. El actor pensó que podría relatar su historia de vida personal y profesional a través de un libro, pero nunca lo puso en práctica.

“No dejó pendientes, murió en su casa y en paz con su familia”, subrayó su nuera.

Los restos de Carlos Cámara serán velados en una agencia funeraria de la calle de Sullivan, en la Ciudad de México, a partir de las 13:00 horas. El jueves serán cremados y hasta el momento, sus familiares no han decidido en dónde reposarán.

Al actor le sobreviven tres hijos que tuvo con la actriz venezolana Elisa Parejo: Carlos, Víctor y Lolita. Asimismo, Norma, producto de su segundo matrimonio con su hoy viuda también de nombre Norma.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40