Entretenimiento

Compartir

Miles Davis, un monstruo del jazz

Recordamos3 legendarias presentaciones de Miles, quien nació un día como hoy 26 de mayo pero de 1926

Un día como hoy, pero de 1926 nació en Alton, Illinois Estados Unidos. Miles Dewey Davis lll. Nació y creció dentro del seno de una familia de clase alta; dentro de la familia ya existía sangre musical, su padre ya había intentado en algún momento dedicarse a la música.

A los 13 años Miles recibe en su cumpleaños una trompeta, empezó imitando a los trompetistas que admiraba, como al legendario Harry James. Dedicó su vida a ensayar, a comprender a su instrumento y con el tiempo experimentó con él. Una de las características más grandes de Miles Davis es el sonido único que conseguía a través de distorsionadores para obtener efectos, como el vibrato característico de su música.

A pesar de poseer una completa habilidad para hacer música clásica, Davis decidió usar su creatividad y experimentar en ámbitos no tan formales, como lo es la música rock, donde logró hacer que su música y sobre todo el jazz, fuera visto de una manera más fresca.

En 1959 apareció su más famoso álbum, el Kind of Blue. Esta grabación tuvo lugar en el 30th Street Studio de la Columbia Records en Nueva York, en diez horas repartidas en dos días. Para esta grabación estuvo con famosos músicos de la época: el saxofonista*John Coltrane* y el contrabajista*Paul Chambers, Julian "Cannonball" Adderley, en el saxofón alto, *Jimmy Cobba la batería y BillEvansal piano.

Sin duda escuchar su discografía es algo altamente recomendable pero, verlo tocar y desenvolverse en el escenario es algo salvaje, es verlo fusionarse con su instrumento, por eso te mostramos a continuación tres legendarias presentaciones de Miles, donde junto con su trompeta, hizo historia.

En este festival “Jazz on tour” podemos ver a Miles con una vestimenta extravagante, con su gran equipo que incluye a John Coltrane en su máximo esplandor.

Miles en Alemania dando un mítico concierto, donde el ambiente se envuelve con la sensualidad de los bajos, con los solos del saxofón y él sudando un mar en su trompeta.

Hablamos de un dueto entre Prince y Miles Davis, dos genios musicales, dos estilos psicodélicos, dos mundos fusionándose.

Po Javier Téllez


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40