Entretenimiento

Compartir

Transforma a Bibi y Julio, de Reik, la experiencia de ser padres

La experiencia de ser padres ha transformado la vida de Bibi y Julio, del grupo Reik, quienes este domingo bajan del escenario musical para celebrar el día conmemorativo al lado de su familia.

La experiencia de ser padres ha transformado la vida de Bibi y Julio, del grupo Reik, quienes este domingo bajan del escenario musical para celebrar el día conmemorativo al lado de su familia.

“Hace poco alguien me preguntaba que si ahora que soy papá no he empezado a hacer canciones súper cursis y de flojera, pero bueno, supongo que son opiniones. Lo cierto es que la paternidad es una de las experiencias más transformadoras”, comentó Gilberto “Bibi” Marín.

Ser padre, dijo el músico, significa dejar de ser un individuo en solitario para estar a cargo de otras personas.

“Se trata de ver por su seguridad, su integridad, su educación, su felicidad y su todo. Creo que consiente o inevitablemente, cambias en todo, incluso, en la manera de hacer canciones y en la forma de hacer negocios”.

Bibi, quien es padre de Jazz y Emil, de 9 y 4 años respectivamente, señaló que también se modifica la manera de pensar con respecto al futuro de Reik, pues las consecuencias buenas o malas, siempre tendrán impacto en su familia.

“No sabría decir con exactitud qué cambió en mí luego de ser papá. No sé si las palabras que ahora digo, o el hecho de hacer melodías en escala menor o cuando las hago en escala mayor, quien sabe, pero supongo que sí he cambiado”, apuntó.

Para el guitarrista Julio Ramírez, quien dentro de unas semanas debutará como padre, al lado de su novia Erika Bátiz, expresó sentirse contento por lo que viene en su vida.

“Todavía no tengo el rollo de escribirle una canción a mi hijo, pero aspiro a dos cosas: que nos vaya muy bien, para alimentar bien a mi hijo y ojalá tenga la madurez que veo en Bibi y Kalinda (su esposa)”.

Consideró que tras 12 años de carrera musical al lado de Reik, Bibi ha logrado mantener un buen matrimonio, no obstante que la vida del músico “tiene fama de drogas, rock and roll, mujeres y otros excesos”.

“Veo en ellos a una bonita familia con dos hijos muy amorosos y espero seguir su ejemplo. Espero no tomar el camino del mal, algo así como cuando se divorcian y su hijo se convierte en un drogadicto. Yo espero para mi hijo y mi familia, que sea un bonito camino con todas sus dificultades”, concluyó Julio.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40