Entretenimiento

Compartir

Aldo Monti representó la figura del vampiro galán: Roberto Fiesco

El cineasta señaló que el actor también tenía una carrera como director de cine que pocos conocían

El cineasta, crítico de cine e investigador Roberto Fiesco, consideró que con la muerte del actor y director Aldo Monti se perdió al “vampiro galán de la pantalla grande”.

Fiesco lamentó el fallecimiento del actor de origen italiano que hizo su carrera en cine, teatro y televisión. El creador de “Quebranto” describió la aportación que Monti trajo al cine nacional.

“Aldo Monti significa la idea justa de lo que representa un galán en el cine y la televisión, es una palabra que trasciende como la etiqueta de actor, figura o estrella. Él estuvo casi siempre confinado a los papeles de una persona de apariencia física muy atractiva”, expresó el cineasta en entrevista con Notimex.

Recalcó que formó parte de una oleada de actores migrantes que comenzaron a llegar a México, época en la que se vivió un auge de figuras extranjeras en la pantalla grande en los años 50.

“Aldo era italiano y fue justo en esa época en la que muchas figuras provenientes de ese país trabajan en el cine mexicano, pues lo que hacen las productoras es que se lanzan a personajes con gran belleza, él llega a hacer películas con Marga López, con quien tiene su trabajo más destacado en ‘El diario de mi madre o ‘El libro de piedra una de las cintas más recordadas de Carlos Enrique Taboada, donde también participó”.

Señaló que fue parte importante para el desarrollo erótico de las películas de luchadores, como “Anónimo Mortal” que dirigió en conjunto con “El Santo”, entre otras cintas.

“Participó activamente en el cine de luchas. Fue Drácula en ‘El vampiro y el sexo.

Monti fue conocido por sus papeles de galán de la versión televisiva de “Teresa”, y en el largometraje de “Rubí”, con Irán Eory.

“Esta carrera de galán era indispensable para un cine que se creía cosmopolita como el cine nacional que podía exportar figuras como Aldo Monti quien hizo su carrera en México donde se convierte en una figura estelar”.

Recordó que tuvo la oportunidad de ver a Monti en los Estudios Churubusco, de esta ciudad, hace aproximadamente seis años cuando intentaba rescatar los negativos de una película que había dirigido y que estaba inconclusa por problemas del productor.

“Me llamó la atención que además de su carrera de actor tenía que ver con la dirección y es la parte quizás menos conocida, porque no eran cintas comerciales con un propósito de lograr taquilla; sin embargo, no dejó una huella como director”.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40