Entretenimiento

Compartir

Pide perdón rockero que dijo que mujeres necesitan ser violadas

Por ahora suspenderá sus conciertos, poniéndome en sus zapatos pidó perdón desde mi auténtico ser varón

El músico argentino Gustavo Cordera, exlíder de la banda Bersuit Vergarabat, pidió hoy perdón por haber dicho que hay mujeres que necesitan ser violadas y anunció la suspensión de sus conciertos. El rockero provocó un escándalo la semana pasada al afirmar en una clase de periodismo que “hay mujeres que necesitan ser violadas para tener sexo porque son histéricas y sienten culpa por no poder tener sexo libremente".

También calificó como “una aberración” la legislación que castiga con cárcel tener sexo con adolescentes.

Además, advirtió que "si yo tengo algo bueno para darte puedo desvirgarte como nadie en el mundo. A mí hablame de cómo te sentís y te entiendo, pero si me hablás de los derechos no te escucho porque no creo en las leyes de los hombres, sí en las de la naturaleza".

En medio de una ola de repudio, Cordera publicó una carta en la que afirmó: “Traicioné a mi persona que repudia toda clase de violación y ofendí al universo de la mujer, que es lo que menos hubiera querido hacer”.

Para colmo, añadió, “después de ver lo que había provocado, salí a defenderme torpemente como un boxeador que tira golpes erráticos mientras cae después de un inevitable nocaut”.

El músico aseguró: “Siempre tomé mis errores como una luminosa comunicación con Dios, esta vez transgredí un límite por lo cual estoy profundamente arrepentido”.

Con este episodio, agregó, aprendió que las palabras son más condenadas que los hechos, al ver que sin haber violado a nadie, ni abusado de nadie, tuvo una condena social más dura que un violador o un abusador.

“Me di cuenta que no me estaban atacando a mí, estaban atacando a lo que dije. Yo soy un canal, como todos los artistas del mundo. No me identifico con lo que digo, sólo lo digo. Me contradigo, me equivoco y esa inestabilidad es peligrosa. Se confundió el artista con el provocador”, dijo.

Cordera advirtió que la condena en su contra “fue brutal” porque “cuidan a los artistas, los usamos, vivimos de ellos, disfrutamos de sus obras, pero cuando se equivocan no tenemos piedad de sus errores y equivocaciones por mas fuertes que sean”.

Por ahora, señaló, detendrá la marcha y tomará distancia “por un largo tiempo”, así que suspenderá sus conciertos “porque no quisiera contribuir a más sufrimiento (...) Mujeres, poniéndome en sus zapatos vuelvo a pedir perdón desde mi auténtico ser varón”.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40