Entretenimiento

Compartir

Miles de mexicanos le profesan amor eterno a Juan Gabriel en Bellas Artes

Poco más de 500 mil personas se dieron cita para despedir los restos del cantante

Ni el frío, la lluvia o la larga espera lograron que la gente se perdiera la oportunidad de estar cerca de los restos de su ídolo por última vez.

Como gran artista e intérprete que fue, sus canciones logran tocar la sensibilidad de todo aquel que las escuchara, quizás por ello, ayer en Bellas Artes, se dieron cita personas de todas las edades, clases sociales y géneros para darle el último adiós al Divo de Juárez.

Por un lado se vivió tristeza, por lo que implica perder a un ser amado, lagrimas rodaban por las mejillas de aquellos que crecieron con su música, mientras tanto la alegría de sus canciones y sus movimientos contagiaban a los más jóvenes que no encontraron mejor forma de rendirle tributo que bailando e interpretando sus más grandes éxitos.

Fue alrededor de las 16:00 horas que las cenizas de Alberto Aguilera Valadez arribaron al Palacio de Bellas Artes. Minutos antes el cielo comenzaba a dejar caer unas cuantas gotas de lluvia, lluvia que pareciera ser el llanto del mismo cielo lamentando la pérdida de un ángel en la tierra.

Sin embargo, ya con los restos del cantante en el palacio blanco, las nubes grises se abrieron para dar paso a un sol resplandeciente, que como contagiado por lo que sucedía en la tierra, brindó calor y más que el cuerpo calentó el espíritu.

Mientras la urna con las cenizas se encontraba al interior del palacio, afuera la gente realizaba filas kilométricas para tener la oportunidad de ver por última ocasión los restos de Juan Gabriel. En la explanada se montó un escenario por donde desfilaron diversos artistas y amigos del Divo de Juárez.

Los primeros en subir al escenario fueron los integrantes del Mariachi Gama Mil, posteriormente acompañada del mismo mariachi, Mayela Orozco, corista de Juan Gabriel por muchos años, fue la encargada de comenzar el homenaje en la explanada interpretando ‘Si quieres’.

Después aparecieron los tenores Fernando de la Mora y Mauro Calderón, el primero interpretó ‘Amor eterno’ y ‘Hasta que te conocí’, el segundo decidió entonar la melodía de Chucho Monge ‘México lindo y querido’ debido que Juan Gabriel falleció fuera del país.

Luego de las interpretaciones de estos artistas hubo una pequeña pausa en la que se pudo observar en todas las pantallas imágenes de la vida del homenajeado, una voz en off del mismo cantautor se dirigía hacia todos los presentes “les he regalado a un Juan Gabriel para que lo amen en todas sus formas” fue lo que se escuchó e impactó en el sentimiento de todos los presentes.

Así trascurrió el merecido homenaje a uno de los artistas más queridos de los últimos años, quizás sea cierto que Juan Gabriel no ha muerto, pues sigue vivo en sus letras y canciones que todos hemos coreado alguna vez.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40