Finanzas

Mujeres pagan “impuesto invisible” en trabajo doméstico no remunerado

El trabajo doméstico no remunerado continúa siendo el “impuesto invisible” más costoso que pagan las mujeres en términos de tiempo y de valor económico

La representante en México de ONU Mujeres, Ana Güezmes García, señaló que el trabajo doméstico no remunerado continúa siendo el“impuesto invisible” más costoso que pagan las mujeres en términos de tiempo y de valor económico.

Detalló que “en todos los países donde hemos promovido encuestas de uso del tiempo, las mujeres dedican entre el doble y cinco veces más trabajo de cuidados domésticos y no remunerados”.

Al participar en la inauguración del encuentro internacional “Mujeres en la economía del conocimiento y la innovación”, destacó en este sentido la necesidad de avanzar hacia la igualdad sustantiva.

Esto toda vez que “al presente ritmo, ONU Mujeres calcula que demoraríamos 80 años para que las mujeres obtengan la paridad en el empleo”.

En el acto efectuado en el Teatro José Peón Contreras de la capital del estado, señaló que el empleo representa la puerta de entrada para el bienestar.

Es así como reconoció que “México ha creado instituciones para el avance de las mujeres” y felicitó la decisión de la canciller, Claudia Ruiz Massieu, “de que sea política exterior de México del más alto nivel la igualdad de género”.

Además celebró este encuentro, que calificó como innovador ya que abre la posibilidad de diálogos en la presente era digital “y porque nos pone una dimensión que es central para las mujeres, pero que ha sido muy poco discutida e impulsada: el empoderamiento económico”.

A su vez, la titular del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), Lorena Cruz Sánchez, coincidió en que desde 1916, cuando se dio el primer congreso feminista en esta ciudad, se han registrado avances sustanciales, aunque falta avanzar.

Manifestó que nueve de cada 100 mujeres mayores de 60 años de edad reciben una pensión, lo que se puede atribuir a que las cargas de trabajo doméstico y de cuidados no remunerados “recayeron sobre sus hombros”.

De manera que esto impidió su participación laboral “llevándolas a interrumpir sus carreras o incorporarse a empleos sin prestaciones ni seguridad social”.

Agregó que este encuentro permitirá unir esfuerzos, compartir buenas prácticas y acciones afirmativas que promuevan la economía del conocimiento y la innovación, reconociendo la diversidad cultural y los saberes locales y tradicionales.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40