Finanzas

La Cuaresma, entre pescados y mariscos

El periodo de Cuaresma, que va del Miércoles de Ceniza al Domingo de Resurrección, se caracteriza por la práctica del ayuno y la abstinencia, que consiste en tomar un solo alimento al día basado en frutas, vegetales, semillas, pescados y mariscos.

El periodo de Cuaresma, que va del Miércoles de Ceniza al Domingo de Resurrección, se caracteriza por la práctica del ayuno y la abstinencia, que consiste en tomar un solo alimento al día basado en frutas, vegetales, semillas, pescados y mariscos. De acuerdo con la sección “Brújula de Compra”, del portal de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), con el paso del tiempo se han mezclado olores y sabores para crear platillos especiales para este festejo litúrgico y de Semana Santa.

En México existe gran variedad de platillos de vigilia, cada región o estado tiene su manera particular de prepararlos y algunos conservan sus propios platillos tradicionales, basados esencialmente en productos del mar.

La Profeco señala que aparte de la tradición que se pueda tener en estas vacaciones, una de las principales razones por las que es importante consumir pescado de dos a tres veces por semana, es porque contiene proteínas de alta calidad y cuenta con aminoácidos indispensables que el organismo necesita en cantidad y proporción adecuadas.

Además suministra al organismo lípidos saludables como el omega 3, nutriente esencial para los niños, rico en vitaminas A, D, E, B1, B2, B3, B12 y amplia variedad de minerales como calcio, fósforo, hierro, potasio, sodio, selenio, magnesio y yodo.

Es bajo en calorías, pero dependiendo de la forma de preparación, se puede elevarlas en gran medida, y contiene propiedades antiinflamatorias que favorece el tono y desarrollo muscular, así como el incremento de la agilidad mental.

La oferta de pescado de cada temporada es amplia y variada, dispone de especies a bajos precios, por lo que a la hora de comprar se debe tomar en cuenta que el lugar donde se adquiera tenga las condiciones de higiene y equipo adecuado de conservación, como son los refrigeradores.

El organismo sugiere que si los pescados y mariscos se van a comprar en los supermercados, se deje hasta el final, pues de esa manera se conservará la cadena de frío y se mantendrán los productos en buen estado hasta llegar al hogar.

Otra de las recomendaciones es adquirir los productos del mar el mismo día que serán preparados, mantenerlos bien refrigerados o congelados, tomando en cuenta que el proceso de descomposición del pescado se inicia en cuanto es capturado y muere.

Si los pescados y mariscos desprenden un olor a amoniaco, no se deben comprar, debido a que es indicio de que entró en etapa de descomposición y degradación del nitrógeno de sus proteínas.

“Brújula de Compra” agrega que se debe también comparar precios en diferentes establecimientos y consultar la herramienta “Quién es Quién en los Precios”, en el sitio en Internet de la Profeco, www.profeco.gob.mx o en la aplicación móvil gratuita para iOS y Android.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40