Finanzas

Carpintero, un oficio que aún sobrevive en las urbes

Los avances del mundo moderno han impactado negativamente en muchos oficios, como el de la carpintería

Los avances del mundo moderno han impactado negativamente en muchos oficios, como el de la carpintería, que ha visto un descenso en su actividad, pues la gente prefiere la innovación en muebles, por prácticos y baratos.

De acuerdo con Alejandro Franco, quien lleva 40 años en el oficio, “la demanda de muebles ha bajado mucho, debido a que ha entrado mucha mercancía de otros países. Son muebles que se arman, y aunque son de baja calidad, las personas los prefieren porque pueden armarlos ellos mismos”, pues es más caro mandarlo hacer que comprarlo en las tiendas.

El carpintero, quien tiene su taller en la colonia Del Valle, al sur de la capital, reconoció que cada vez son menos los jóvenes que se interesan por el oficio, pues ahora prefieren estudiar y dedicarse a otra cosa que ser carpintero. “Ahora los jóvenes no se interesan. No hay mucha gente que quiera aprender”, por lo que este oficio podría desaparecer.

Recordó que el oficio del carpintero lo aprendió de su padre Don Luis Franco, quien desde niño los instruyó en la materia, y aunque es un trabajo que sólo deja para vivir, él está muy contento de ejercerlo. “Mi hermano y yo somos los que aprendimos el oficio”.

En entrevista con Notimex destacó que ante la demanda de muebles que hay en otras tiendas comerciales, el material ha subido de precio, y sus bolsillos lo han recentido.

Comentó que sus principales clientes son gente conocida de hace 20 o 30 años. “Ahora son muy pocos los muebles sobre diseño que nos piden, o nos lo solicitan para una área en especial, pues son medidas que luego no se encuentran en las tiendas”.

Franco mencionó que el Día del Carpintero, este sábado 19 de marzo, lo celebrará con una comida que compartirá con trabajadores y vecinos que lo aprecian.

"El Día de San José, patrono del Carpintero, lo celebraremos con la gente que nos quiere y aprecia, y con nuestras compañeras inseparables, la herramienta: el martillo, el serrote, el cepillo y la sierra, principalmente”.

Fernando Barrios, un carpintero de Nezahualcóyotl y quien lleva 25 años en el oficio, dijo que desde hace ocho o 10 años ha visto mermado la demanda de muebles.

"La cantidad bajo se vendía bien, pero últimamente hemos visto que la gente ya no solicita el servicio”, anotó.

Comentó que los muebles que más le piden son puertas y closets, y los precios varían dependiendo el material y el diseño, por ejemplo una puerta, la más barata, puede ir desde dos mil pesos hasta 15 mil pesos la más cara, pero depende mucho el tipo de madera.

“Aquí fabricamos lo que el cliente pida desde puertas, duelas, escaleras. Nuestras principales herramientas son manuales, entre ellas están el martillo, los clavos y las sierras”.

De acuerdo con estadísticas del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en 2015 había 297 mil 197 carpinteros en el país, y es un oficio predominantemente masculino, pues 98 de cada 100 son hombres.

El día del carpintero, respondiendo a una tradición católica, se celebra cada año el 19 de marzo, día que en el calendario gregoriano corresponde a San José, padre de Jesús de Nazaret y de oficio carpintero.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40