Finanzas

Saber elegir la mejor tarjeta de crédito tiene sus recompensas

Bien utilizadas pueden ser un excelente aliado y con el tiempo abrir las puertas a financiamientos mayores o inclusive sacar de grandes apuros

Las tarjetas de crédito bien utilizadas pueden ser un excelente aliado y con el tiempo abrir las puertas a financiamientos mayores o inclusive sacar de grandes apuros, pero hay que saber elegirlas y no tomar la primera que llegue, consideró Piggo, una plataforma digital del Grupo Bursátil Mexicano (GBM).

Para evitar un “Apocalipsis financiero de caer en manos de una mala tarjeta de crédito”, la firma enlistó algunas señales que deben consultarse antes de elegir una tarjeta, como son las tasas de interés, límite de crédito, programa de recompensas, anualidad, penalizaciones y servicio.

Respecto a la tasa de interés, ejemplifica que hay productos que se promueven en cajeros automáticos en donde se informa al cliente que tiene una tarjeta preaprobada y sólo necesita presionar un botón para obtener el plástico.

“¡Detente! Tener una tarjeta de crédito de manera tan fácil sólo implica una cosa: una tasa de interés tan alta que asustaría al mismísimo Superman”, considera en un reporte.

La segunda señal es “límite de crédito”, pues si la línea de crédito que ofrecen se evapora en una ida al súper hay que evitarlas y buscar otra opción. “No pierdas de vista que si tu crédito es bajo, lo más seguro es que busques otra tarjeta para ampliarlo”.

Otra señal son las “recompensas”: porque tener una tarjeta es como entrar en una especie de club, por lo que sugiere analizar las ventajas y desventajas de entrar en esta dinámica y en todo caso, buscar las que den descuentos o puntos. “No te dejes deslumbrar por boletos de avión que es literalmente imposible conseguir o regalos como una vajilla”, sugiere.

La cuarta señal es “la anualidad” y recomienda que antes de contratar hay que preguntar de cuánto es este pago, porque hay instituciones que no cobran, pero piden un cierto número de operaciones al mes y otras tienen un alto costo, incluso en dólares, para elegir la que más se acomode al estilo de gasto y de ahorro personal.

“Las penalizaciones” son otra señal que está muy relacionada con la segunda, pues los castigos por retrasarse un día en un pago pueden generar presiones financieras, por eso sugiere revisar “la letra chiquita” para tener en mente las comisiones por retiros, cargos extras y cualquier otro castigo.

Por último, hay que tomar en cuenta “el servicio”, porque una persona puede estar exenta de las cinco señales anteriores, pero si al marcar al teléfono hay que esperar más de 30 minutos para hacer una aclaración o resolver algún problema, es mejor buscar otras opciones, puntualiza.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40