Finanzas

Ciudades inteligentes abrirán paso a retos en seguridad informática

Sistemas de navegación para autos que predicen dónde se encuentran las zonas con tráfico y cámaras que identifican basura en sitios públicos

Sistemas de navegación para autos que predicen dónde se encuentran las zonas con tráfico y cámaras que identifican basura en sitios públicos y llaman a las brigadas de limpieza, son sólo algunos escenarios que en un futuro serían comunes dentro de las llamadas ciudades inteligentes.

De acuerdo con la compañía dedicada al diseño y fabricación de componentes de seguridad de redes Fortinet, las ciudades inteligentes se encuentran en el umbral impulsadas por una creciente urbanización y tecnologías como el Internet de las Cosas, pero esta nueva ola de servicios y tecnologías generarán nuevas vulnerabilidades de seguridad.

Refiere que el mercado de la tecnología para las ciudades inteligentes podría llegar a valer 27.5 mil millones de dólares anualmente para el año 2023, de acuerdo con el programa de investigación Navigant Research.

Menciona que ciudades como Glasgow, Escocia; Barcelona, España; Niza, Francia, y Nueva York, Estados Unidos, son sólo algunas de las que se encuentran en proceso de incluir tecnologías que modifiquen sus dinámica urbana.

El director general de Fortinet México, Manuel Acosta, afirma en un comunicado que las iniciativas para las ciudades inteligentes son impulsadas por el sector público, pero tendrán un gran impacto en los negocios.

En este sentido, señala, los directivos tendrán que aprender cómo involucrarse en esta nueva infraestructura de las ciudades conectadas y cómo enfrentar el reto en materia de seguridad informática.

“Hemos observado una proliferación de servicios en la nube y la adopción de dispositivos móviles en el área de trabajo. Esta tendencia ha transformado la productividad de negocios, pero también ha creado grietas en los controles que los directivos acostumbraban aplicar en sus sistemas de Tecnologías de la Información", señala.

Explica que el crecimiento exponencial que se espera en cuanto a dispositivos de Internet de las cosas generará una mayor fragmentación de las TI en los negocios.

Según señala, analistas estiman que para 2020 el número de dispositivos inalámbricos activos será mayor a 40 mil millones a nivel mundial.

Por otro lado, afirma que el Internet de las Cosas brindará una mayor superficie para los ciberataques, toda vez que los delincuentes observaran a los dispositivos como una plataforma de lanzamiento para ataques de “aterrizaje y ampliación”.

Prevé que los ciberdelincuentes aprovecharán las vulnerabilidades de los dispositivos conectados de los usuarios para tener una puerta de acceso a las redes corporativas y a los materiales que constituyen una computadora o un sistema informático al que se conectan.

Puntualiza que una constante en los despliegues de las ciudades inteligentes es que se generarán más datos que se procesarán y almacenarán, información que se convertirá en un objetivo muy atractivo para los hackers corporativos.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40