Finanzas

Compartir

Ley de Disciplina Financiera asegura finanzas públicas sanas: Hacienda

Con la promulgación de la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los Municipios (LDF) culmina un largo proceso para dotar el Estado Mexicano de nuevos y mejores instrumentos para asegurar finanzas públicas sanas y, con ello, procurar la estabilidad macroeconómica del país.

Con la promulgación de la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los Municipios (LDF) culmina un largo proceso para dotar el Estado Mexicano de nuevos y mejores instrumentos para asegurar finanzas públicas sanas y, con ello, procurar la estabilidad macroeconómica del país. La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) destacó que gracias a estas medidas de disciplina financiera, México avanza en la implementación de “mejores prácticas gubernamentales”, garantizando que los recursos públicos se utilicen de manera eficiente en las presentes y futuras generaciones.

Refirió que este 27 de abril, el presidente Enrique Peña Nieto llevó a cabo la promulgación de la LDF, que es reglamentaria y permite operar a la Reforma Constitucional en materia de Disciplina Financiera para las entidades federativas y municipios, vigente desde el 27 de mayo de 2015.

Ello, con la finalidad de generar pautas específicas sobre el manejo de las finanzas públicas y el uso responsable del endeudamiento, a través de mayor eficiencia y transparencia en el destino de los recursos, agregó en el Informe Semanal de su Vocería.

Señaló que la LDF responde al acelerado crecimiento de la deuda local de los últimos años y adicionalmente, al alto nivel en que se registra la deuda de algunos estados y municipios, pero aclaró que “la deuda subnacional no representa un riesgo para el país”.

En la actualidad, informó, el endeudamiento de estados y municipios suma 3.1 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), porcentaje que se ha mantenido en los tres últimos años y es relativamente bajo si se compara con otros países como Argentina que tiene 7.0 por ciento, Brasil 12.4 por ciento o los Estados Unidos en donde representa aproximadamente 18 por ciento.

Sin embargo, acotó la dependencia federal, existen dos razones primordiales por las cuales es prudente establecer un mejor marco para el control y transparencia de la deuda.

La primera es que, debido a la crisis financiera de 2008 y la consecuente caída en los ingresos de estados y municipios, a partir de dicho año se observó una acelerada tendencia al endeudamiento.

En 2008, la deuda de éstos era de 203 mil millones de pesos, y para 2013 ya alcanzaba los 482 mil millones de pesos, mencionó.

La segunda razón es que existe un conjunto de entidades con altos niveles de endeudamiento, y a la fecha seis entidades federativas cuentan con una deuda que representa más de 130 por ciento de sus ingresos por participaciones federales.

“Si bien estos casos, no ponen en riesgo la sustentabilidad macroeconómica del país, representan un reto importante para las finanzas públicas de dichas entidades, subrayó la Secretaría de Hacienda.

Explicó que la LDF tiene dos objetivos principales: promover el uso adecuado de los recursos públicos y de la deuda, mediante reglas de responsabilidad hacendaria y financiera; y reducir los costos de financiamiento para los gobiernos locales responsables, a través de procesos competitivos transparentes y claros y el otorgamiento de la garantía federal.

Para lograr su objetivo, la iniciativa establece cinco ejes de acción: reglas de disciplina financiera; un sistema de alertas; contratación de deuda y obligaciones bajo las mejores condiciones de mercado; otorgamiento del aval federal a través de Deuda Estatal Garantizada a estados y municipios, y un Registro Público Único de obligaciones.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40