Finanzas

Compartir

DESAFÍOS ACTUALES DEL LIDERAZGO

Vivimos en una sociedad altamente interesada en los temas relacionados con el liderazgo y con la gestión de equipos

Por: Mariana Hernández, Directora General de Icon Lead

Vivimos en una sociedad altamente interesada en los temas relacionados con el liderazgo y con la gestión de equipos; idolatramos líderes; las librerías están llenas de biografías; estamos en búsqueda constante de textos que nos brinden recomendaciones para ser buenos líderes, etc. Sune Carlson en sus publicaciones, propone una explicación a esto y describe que el comportamiento ejecutivo es tan variado y difícil de comprender porque es un arte práctico más que una ciencia aplicada.

Coincido totalmente en que se trata de un arte; justamente un estudio aplicado a más de 600 directivos de organizaciones de diferentes países, comprueba que al preguntárseles cuáles consideraban que eran los principales retos que enfrentaban hoy los líderes en el mundo, las respuestas que dieron se relacionaban con temas como: inspirar a los demás, desarrollar un equipo de trabajo, guiar el cambio, mantener buenas relaciones internas, etc. Por lo que se concluye que el liderazgo, implica más sutileza que estrategia.

Pienso que aun con todos los avances tecnológicos que estamos viviendo, algo en lo que todavía necesitamos enfocarnos es en enfatizar que la primera evolución que debemos seguir planteándonos es la humana; en el sentido de enfocar nuestros esfuerzos al propio desarrollo personal de nosotros mismos y nuestros equipos de trabajo.

Goleman ha mencionado que el reto para el directivo consiste en realizar un trabajo de amplificación de la consciencia respecto a si mismo (rasgos, actitudes, hábitos, relaciones, emociones, etc.), para descubrirse. Y después deberá transformarse y perfeccionarse como persona y como profesional, liderándose a sí mismo, antes de liderar a los demás.

En Icon Lead, estamos claros que éste es el primer pilar que tiene que trabajarse con un líder, por lo que nuestra metodología llamada MODELO ICON abarca 3 importantes áreas:

· Introspección,

· Interacción e

· Impacto.

La primera alude a tener un conocimiento personal y una autoaceptación incondicional de esos rasgos. Estoy convencida de que en la medida en que uno descubre sus talentos y acepta sus limitaciones, puede interactuar de una manera más productiva con los otros.

En días pasados, un ejecutivo me platicaba que había recibido su calificación de desempeño la cual había sido altamente satisfactoria y considerada como una de las mejores evaluaciones de la compañía, no obstante, su jefe le había comentado que no era tan bueno como él creía, y que necesitaba seguir trabajando. (Cabe subrayar que recibió la calificación más alta del equipo).

Uno de los retos principales que permite realizar un buen trabajo de introspección es disolver el ego, lo cual significa que el directivo no se crea superior a los demás, que abandone el egocentrismo. El ego descontrolado puede ser fuente de múltiples limitaciones: como por ejemplo, sentir que el liderazgo de uno sus colaboradores puede ser una amenaza; convirtiéndose entonces en un freno para el desarrollo sus propios colaboradores, y pueden llegar a olvidar incluso la misión para la cual están situados en determinada posición.

Por eso es que nuestra primera invitación es a tener un trabajo profundo para acercar a los líderes de manera genuina a su propia naturaleza, y partiendo de esto, encontrar estrategias que le permitan tener claro quién es él mismo; cómo sus fortalezas contribuyen a las metas del equipo y cómo sus debilidades pueden ser compensadas por otros. Pero esto sólo se logra si el líder ha realizado un trabajo profundo de introspección y sobre todo, de valentía para aceptar quién es.

Ese perfeccionamiento de sí mismo y el acercamiento a la realidad que ese proceso conlleva le permitirá al líder dirigir mejor a los demás, además de a sí mismo. Esto constituye hoy, el principal reto para cualquier líder.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40