Finanzas

Compartir

El “fracking” convirtió a EUA en una superpotencia energética: reporte

La técnica de extracción de petróleo y gas mediante fracturación hidráulica, conocida como “fracking”, cumple 35 años, periodo en el cual ha venido a provocar una revolución energética que ha convertido a Estados Unidos en una superpotencia en la producción de hidrocarburos.

La técnica de extracción de petróleo y gas mediante fracturación hidráulica, conocida como “fracking”, cumple 35 años, periodo en el cual ha venido a provocar una revolución energética que ha convertido a Estados Unidos en una superpotencia en la producción de hidrocarburos. Un reporte emitido esta semana por la Asociación del Norte de Texas por Gas Natural, detalla cómo la técnica del “fracking” en la cuenca Barnett Shale, una rica zona de yacimientos de gas en el norte de Texas, condujo a una revolución energética global.

El “fracking” o fracturación hidráulica es el proceso de utilización de una mezcla de agua a alta presión para liberar gas natural o aceite de formaciones rocosas, desbloqueando las reservas que antes era económicamente inviable para el acceso.

El reporte: “Una revolución energética: 35 años de Fracking en el Barnett Shale”, vincula el trabajo del empresario George Mitchell a partir de 1981 en el pozo “C.W Slay #1” cerca de Newark, en el condado de Wise, a los beneficios económicos y de seguridad de energía que los residentes de Texas y de todo Estados Unidos gozan actualmente.

La compañía de Mitchell, “Mitchell Energy”, fue la primera en descubrir el secreto para desbloquear formaciones de esquisto, tras lo cual se reveló la enorme cantidad de petróleo y los recursos de gas natural que existían en Estados Unidos.

“Estados Unidos está en medio de una revolución energética”, sostiene el reporte.

“Pocos expertos vieron la transformación que venía y que fue posible gracias a la utilización de la fractura hidráulica (fracking) y la perforación horizontal, lo que permitió el petróleo y el gas natural a ser desbloqueados de formaciones rocosas de esquisto”.

El reporte destaca que hoy en día casi dos tercios de la producción de gas natural de Estados Unidos proviene de la extracción por “fracking”.

Sostiene que si Texas fuera un país, sería el segundo mayor productor de gas natural del mundo y entre las naciones de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), sólo Arabia Saudita produce más petróleo que Texas.

En 2015, el fracking ayudó a Estados Unidos a alcanzar un superávit comercial anual con la OPEP por primera vez en la historia.

La reducción de precios del gas natural debido al uso del “fracking” dieron lugar a un ahorro anual de 432 dólares por persona en los costos de energía y calefacción para el hogar a los residentes de Texas entre 2007 y 2013.

La cuenca de Barnett Shale ha proporcionado 11 mil 800 millones de dólares en el producto interno bruto por año y ha creado más de 107 mil puestos de trabajo permanentes en el norte de Texas.

En 2000, la Administración de Información de Energía (EIA) de Estados Unidos estimó que las reservas probadas de gas natural en este país eran de 186.5 billones de pies cúbicos. Para el año 2014, la estimación de la EIA para las reservas probadas de gas natural se incrementaron en más del doble a un récord de 388 billones de pies cúbicos.

“Lo que ocurrió en el norte de Texas cambió el mundo para mejor”, dijo Steve Everley, vocero de la Asociación del Norte de Texas por Gas Natural.

“Hace una década los expertos dijeron que estábamos destinados a convertirnos en un importador de energía para el futuro previsible. Hoy en día, Estados Unidos es el mayor productor combinado de petróleo y gas natural en el mundo, y ahora estamos en condiciones de suministrar a nuestros aliados con la energía”.

Gracias a la técnica del “fracking” en la extracción de petróleo y gas, las importaciones de petróleo de Estados Unidos están ahora en su nivel más bajo en 20 años, y las importaciones netas de gas natural se encuentran en su nivel más bajo desde 1986.

“El surgimiento de Estados Unidos como una potencia energética está cambiando la dinámica de la energía global y el fortalecimiento de la seguridad nacional de nuestro país”, sostiene el reporte.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40