Finanzas

Compartir

Contaminación atmosférica costará 1% del PIB global en 2060: OCDE

La contaminación atmosférica en exteriores costará 1.0 por ciento del Producto Interno Bruto

La contaminación atmosférica en exteriores costará 1.0 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) global en 2060, alrededor de 2.6 billones de dólares al año, como resultado de faltas por enfermedad, costos médicos y menor producción agrícola. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) advierte que, a menos que se emprendan las debidas acciones, en 2060 la contaminación atmosférica podría causar de seis a nueve millones de muertes prematuras al año.

En su informe “Las consecuencias económicas de la contaminación atmosférica”, se indica que la consecuente reducción en la producción económica global hacia ese año equivaldrá a cerca de 330 dólares por persona.

Ello, debido a que los costos de atención médica anuales relacionados con la contaminación atmosférica aumentarán a 176 mil millones de dólares, en comparación con los 21 mil millones de 2015.

Además, el número de días laborales perdidos por enfermedades relacionadas con dicha contaminación se elevará de manera considerable a 3.7 mil millones en comparación con los 1.2 mil millones de días de trabajo perdidos.

“El número de vidas truncadas por la contaminación atmosférica ya es terrible y su posible aumento en las próximas décadas, aterrador. Si eso no es motivo suficiente para actuar, este informe demuestra que no actuar al respecto también implicará un fuerte costo económico”, declaró el director de Medio Ambiente de la OCDE, Simon Upton.

Al presentar el informe en la 8 Conferencia Ministerial sobre Medio Ambiente en Europa, celebrada en Batumi, Georgia, subrayó que es fundamental que se impida que estas proyecciones se conviertan en realidad.

De acuerdo con el informe del organismo internacional, la contaminación atmosférica en exteriores ocasionó más de tres millones de muertes prematuras en 2010 y los grupos de población más vulnerables fueron los ancianos y los niños.

Las proyecciones de la OCDE implican la duplicación, o incluso la triplicación de muertes prematuras por aire sucio, es decir una muerte prematura cada cuatro o cinco segundos para 2060.

Apunta que los mayores aumentos previstos en tasas de mortalidad por contaminación atmosférica corresponden a India, China, Corea y países de Asia Central como Uzbekistán, donde el aumento de la población y el congestionamiento de las ciudades significan un mayor número de personas expuestas a emisiones de plantas de energía y de gases de vehículos.

Se estima que las tasas de muerte prematura serán hasta tres veces mayores en 2060 que en 2010 en China y hasta cuatro veces mayores en India.

Se prevé, destaca, que las tasas de muertes se estabilizarán en Estados Unidos y se reducirán en gran parte de Europa Occidental, debido en parte a las iniciativas para cambiar al uso de energías y transporte más limpios.

Las pérdidas en PIB proyectadas serán mayores en China, la Federación Rusa, India, Corea y los países de Europa del Este y la región del Caspio, a medida que los costos de atención médica y de una menor productividad laboral afecten la producción.

Refiere que la mala calidad del aire afectará la economía de China con más fuerza que la de India, debido a que las diferencias prevalecientes en las tasas de ahorro de las familias y las cifras demográficas significan que los efectos dominó de una menor productividad y un mayor gasto de salud para el resto de la economía china serán mucho mayores.

Una baja en los rendimientos de los cultivos como resultado del aire sucio lesionará las economías de la mayoría de los países, menciona la OCDE.

Precisa que algunas excepciones serán Brasil, la Federación Rusa y ciertos países de América Latina, donde se prevé que los terrenos agrícolas resultarán menos afectados, lo cual dará paso a una mayor competitividad en el campo de las exportaciones y, por tanto, a ganancias económicas.

En el informe se examina también el impacto negativo de la contaminación atmosférica en términos del precio que las personas estarían dispuestas a pagar cada año para que su salud no merme ni sus vidas se trunquen por ella.

Se pronostica que este hipotético valor anual de la contaminación atmosférica aumentará considerablemente, de menos de 500 dólares por persona en 2015 a dos mil 800 dólares en 2060.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40