Finanzas

Compartir

Funcionarios abordan aumentos en combustibles y tarifas eléctricas

Los temas son tratados por el titular de la Sener, Pedro Joaquín Coldwell, y el subsecretario de Ingresos de la Secretaría de Hacienda, Miguel Messmacher.

Funcionarios de los sectores energético y hacendario abordan ante la Comisión Permanente del Congreso de la Unión las recientes alzas a los precios de las gasolinas y el diésel, así como a las tarifas de energía eléctrica. En reunión de trabajo con la Tercera Comisión de la Permanente, los temas son tratados por el titular de la Secretaría de Energía (Sener), Pedro Joaquín Coldwell, y el subsecretario de Ingresos de la Secretaría de Hacienda, Miguel Messmacher.

Asimismo, por los directores generales de Petróleos Mexicanos (Pemex), José Antonio González Anaya, y de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Jaime Francisco Hernández Martínez.

El 28 de julio pasado, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) anunció que en agosto de este año el precio máximo de la gasolina Magna sería de 13.96 pesos, el de la gasolina Premium de 14.81 pesos y el del diésel de 13.98 pesos por litro.

Respecto a julio pasado, agregó, los precios máximos de las gasolinas Magna, Premium, así como del diésel son mayores en 56, 44 y 21 centavos por litro, respectivamente.

Explicó que dicha alza obedece al repunte observado en las referencias internacionales para los precios de los combustibles, el cual refleja la recuperación reciente en el precio del crudo.

Conviene recordar que el Congreso de la Unión aprobó un nuevo esquema de precios de los combustibles, con el fin de transitar gradualmente hacia la completa liberalización de este mercado en 2018.

Como parte de esta transición y para limitar la volatilidad internacional, también se cambió el mecanismo de determinación de los precios de los combustibles, los cuales durante este año fluctuarán mensualmente en una banda de valores máximos y mínimos de más/menos 3.0 por ciento respecto al precio observado en 2015.

Ello implica que en este año, el precio máximo que puede alcanzar la gasolina Magna es de 13.98 pesos; la Premium de 14.81 pesos y el diésel de 14.63 pesos por litro, mientras que su valores mínimos son de 13.16, 13.95 y 13.77 pesos por litro.

Como resultado de la reforma energética y del esquema de precios, los combustibles iniciaron el año con una disminución por primera vez en la historia reciente, en 3.0 por ciento, al determinarse un precio para la gasolina Magna en enero de 13.16 pesos (41 centavos menos que en 2015), para la Premium de 13.98 pesos (una baja de 40 centavos) y para el diésel de 13.77 pesos (menor en 43 centavos).

No obstante, a lo largo del año, la gasolina Magna ha registrado dos aumentos en su precio: uno de 24 centavos por litro en julio y otros de 56 centavos en agosto, con lo cual su precio vigente de 13.96 pesos por litro está dos centavos por debajo del límite máximo.

En tanto, el precio de la gasolina Premium ya llegó en agosto al límite máximo de la banda de flotación, al venderse en 14.81 pesos por litro, luego de los cuatro incrementos mensuales que ha registrado: en abril, junio, julio y agosto.

En el caso del diésel, su precio al público se mantuvo sin cambio hasta julio pasado, y sólo ha aumentado los 21 centavos de agosto, a pesar de lo cual se ubica 65 centavos por debajo del precio máximo que podría alcanzar este año.

Respecto al precio de las tarifas eléctricas, estas aumentaron en julio y agosto para los sectores industrial, comercial y de uso doméstico de alto consumo (DAC), después de 18 meses consecutivos con disminuciones anuales, mientras que la del sector doméstico de bajo consumo se mantiene 2.0 por ciento por debajo respecto a diciembre de 2014.

De acuerdo con información de la CFE, en julio de este año las tarifas para el sector industrial se incrementaron entre 2.0 y 5.0 por ciento respecto a igual mes de 2015, y en agosto lo hicieron entre 5.2 y 7.5 por ciento en su comparación anual.

En el sector comercial, la tarifa mostró un incremento anual en julio pasado entre 5.0 y 7.0 por ciento, y en agosto el alza fue entre 7.8 y 9.0 por ciento, mientras que la tarifa DAC subió en julio 6.8 por ciento anual, y en agosto el alza fue de 8.9 por ciento respecto al mismo mes del año pasado.

Destacó que la tarifa eléctrica para el sector doméstico de bajo consumo –en la que se encuentran cerca del 90 por ciento de los usuarios totales de la CFE-, se mantienen sin cambio en agosto, con lo cual acumulan una reducción del 2 por ciento respecto a las vigentes en diciembre de 2015.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40