Finanzas

Compartir

México tiene 20 años de retraso en regulación de publicidad

En México aún hay un largo camino por recorrer en materia de regulación publicitaria, toda vez que existe un retraso de hasta 20 años en comparación con países europeos

En México aún hay un largo camino por recorrer en materia de regulación publicitaria, toda vez que existe un retraso de hasta 20 años en comparación con países europeos, aseguró el abogado experto en mercadotecnia y publicidad, Rodrigo Escartín Arciniega.

Destacó que hoy debe exigirse más a los proveedores de servicios y productos respecto de lo que muestran a través de los medios en que se distribuyen, ya que al final los que resultan afectados con publicidad engañosa son los clientes.

Sin embargo, indicó que también las empresas llegan a tener pérdida por millones de dólares debido a publicidades que no se realizan en forma adecuada por falta de información al cliente, o porque no son precisas en sus ofertas o promociones.

En ese sentido, el experto precisó que la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) cuenda cada vez con más herramientas que exigen que la publicidad sea más clara y precisa, para que no quede lugar a dudas o interpretaciones por parte del cliente.

Señaló que en materia de telecomunicaciones y publicidad dirigida a niños, el organismo cuenta con áreas específicas que ejecutan regulaciones con sanciones más severas que protegen a los consumidores.

Otro sector que también es sumamente supervisado, dijo, es el de medicamentos, ya que con un “boom” de productos milagro que no dan los resultados ofrecidos, “la Profeco hoy cuenta con más dientes que ayudan a que esa publicidad engañosa vaya en una curva descendente”.

Escartín Arciniega explicó que las multas que impone el órgano regulador pueden llegar a millones de pesos, toda vez que en 2015 alcanzaron sumas por más de 30 millones tan solo por el concepto de publicidad indebida.

El abogado destacó que la Profeco también cuenta con el apoyo de otras autoridades para llevar a cabo su tarea, como la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), con el fin de que el público esté más informado y protegido de empresas y productos que podrían dañar su salud.

Por otra parte, refirió que algunos de los sectores con mayor número de quejas y denuncias son el automotriz, al igual que el de telecomunicaciones, tiendas departamentales y productos milagro.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40