Finanzas

Compartir

México y Alemania producen nueva cerveza para celebrar Año Dual

La primera cerveza producida en conjunto por México y Alemania, dos países de gran tradición en este sector, se presentará mañana por primera vez en Berlín

La primera cerveza producida en conjunto por México y Alemania, dos países de gran tradición en este sector, se presentará mañana por primera vez en Berlín, lo que pone a México a la par de la industria de la cerveza de ese país europeo.

La Cerveza Dual México-Alemania fue elaborada con una receta especial que hicieron en los últimos meses maestros cerveceros de los dos países procedentes de tres casas comerciales alemanas y tres mexicanas.

La Cerveza Dual tiene una identidad propia y solo será de edición limitada mientras dure el Año Dual México-Alemania, que concluirá en agosto del próximo año. No se podrá conseguir en el mercado en general, sino solo en eventos del Año Dual que se lleven a cabo en los dos países.

En la elaboración de esa receta especial participaron por parte de México el Grupo Modelo, Cuauhtémoc y Primus. Por el lado alemán toman parte las casas cerveceras Löwenbräu, Nittenauer Brauhaus de Baviera y Lemke Berlin.

La presentación en Alemania se llevará a cabo en la embajada de México en Berlín este 15 de septiembre, una fecha histórica y significativa para los mexicanos por la fiesta de la Independencia.

En México, el lanzamiento de la cerveza dual se llevará a cabo el próximo 12 de octubre.

Para encabezar la presentación en Berlín se encuentran en la capital alemana la directora general de la Cámara Mexicana de la Industria de la Cerveza y de la Malta, Maribel Quiroga, y Rodolfo Andreu, director general de la casa cervecera Primus de México.

En declaraciones a Notimex puntualizaron que “el diálogo entre dos países para hacer una sola cerveza ha sido un gran logro”.

“Con esta iniciativa, Cerveceros de México busca posicionar a la industria cervecera mexicana como una industria fuerte, internacional y con mucha tradición, a la altura de Alemania”, mencionaron.

Para la elaboración de la Cerveza Dual México-Alemania se aplicó la absoluta pureza de los ingredientes, tal y como lo establece la ley alemana para la fabricación de esa bebida, así como un ingrediente que no se da en México pero que es clave para la producción de cerveza: el lúpulo. “Sin el lúpulo no habría cerveza”, aseveró Quiroga.

El lúpulo, indicó Andreu, solo crece en los polos por las condiciones de temperatura y luz. Por esa razón, México importa todo el lúpulo que se necesita para la producción de 97 millones de hectolitros anuales.

En Alemania, la cerveza se fabrica desde el año 736. El lugar donde surgió fue en Geisenfeld, en Baviera. En ese tiempo se la describió como un jugo especial de la cebada. De acuerdo con los anales históricos, en 754 se levantó una acta de cerveza en la que se asentó que se había enviado “cereal para cerveza” al convento St. Gallen, en la población de Geisingen, a orillas del río Danubio.

Los conventos tuvieron un gran papel en la producción de cerveza en la Edad Media, y hasta la fecha hay cervezas alemanas que llevan el nombre de órdenes religiosas, como las marcas Franziskaner y Paulaner.

Desde entonces han transcurrido muchos episodios históricos, y ahora es notable que Alemania y México produzcan cada año la misma cantidad de cerveza: 97 millones de hectolitros cada uno. México rebasa a Alemania como el primer país exportador de esa bebida.

Alemania está en el tercer lugar de exportación de cerveza. Sin embargo, en el consumo individual Alemania, que tiene 81 millones de habitantes, rebasa a México con 110 litros per cápita al año, mientras que en México, con 122 millones de habitantes, se consumen 60 litros anuales per cápita.

con relación al sabor de la cerveza dual, Rodolfo Andreu se apresuró a contestar: “Deliciosa!”. Después la describió: es ligera con la complejidad de los ingredientes alemanes, pero con la “tomabilidad” de una cerveza mexicana.

Explicó que la complejidad de la cerveza alemana procede de la pureza de sus ingredientes y el tipo de malta y de los otros componentes que se usan, y que están muy vinculados con la región o la localidad donde se produce.

“En Bavaria, por ejemplo, está muy relacionado con el sabor del trigo, si es en Colonia entonces el saber local es el de la Kölsch”. Sus variedades son innumerables. Desde 1516 se celebra el Día de la Cerveza Alemana el 23 de abril.

Esas pronunciadas diferencias del sabor local de las cervezas alemanas no se dan en la cerveza mexicana, que toda es ligera y sigue los mismos estándares para su producción.

El lúpulo le da el amargor de la cerveza y tiene muchas variaciones. Rodolfo Andreu señaló que puede ser un amargor floral, cítrico, herbal y de otras variaciones, y todo depende del tipo de lúpulo. La Cerveza Dual México-Alemania lleva un nuevo tipo de lúpulo, el Calixta.

Calixta es un lúpulo experimental que no se ha usado con anterioridad, y será un rasgo especial de la Cerveza Dual México-Alemania.

Andreu reiteró que la cerveza Dual que se va a consumir en Alemania se producirá en el país europeo con la participación de tres casas cerveceras mexicanas y tres alemanas. La que se ofrecerá en México será producida en territorio mexicano pero con la participación de las casas cerveceras alemanas con las que se confeccionó la receta.

México es el principal exportador de cerveza a nivel mundial, y Alemania es emblemática de la tradición cervecera internacional.

La cerveza dual contiene cinco por ciento de alcohol e ingredientes de una gran pureza que por primera vez se combinan para producir esa bebida de edición limitada.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40