Finanzas

Compartir

Industria automotriz pide política integral en seguridad vial

La industria automotriz del país pidió diseñar una política integral de seguridad vial que integre desde la revisión de vehículos en circulación hasta rigurosos exámenes para la emisión de licencias de conducir.

La industria automotriz del país pidió diseñar una política integral de seguridad vial que integre desde la revisión de vehículos en circulación hasta rigurosos exámenes para la emisión de licencias de conducir.

El presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (Amia), Eduardo Solís, dijo que tratar de visualizar la seguridad vial sólo desde el punto de vista de dispositivos a los vehículos nuevos para hacerlos más seguros es una visión parcial que debiera acompañarse por una serie de acciones en la materia.

“Creo que el tema de seguridad vial lo hemos llevado hacia un rincón y tenemos que abrir el espectro” porque el tema tiene que ver con los vehículos autos nuevos, pero en su gran mayoría con los autos ya en circulación, expuso.

Respecto a emisión de la Norma oficial Mexicana (NOM) 194, que obliga a las armadoras automotrices a incluir en sus unidades bolsas de aire y frenos ABS, cinturones de seguridad, sistemas de luces y desempañante, vidrios de seguridad, consideró que esta acción no será el único factor que llevará al país a reducir la incidencia de accidentes fatales, que en 90 por ciento de los casos se deben a errores humanos.

Opinó que en un país con un parque vehicular con 16 años en promedio de edad, como lo es México, pues existen en circulación autos de hasta 30 años, es urgente una política integral de seguridad vial.

Por lo tanto, sostuvo, regular los vehículos nuevos es insuficiente, por lo que se tienen que atender factores de riesgo a través de la mejora del parque vehicular.

Para ello, Eduardo Solís destacó la necesidad de promover el buen mantenimiento de los vehículos y dentro de ello exigir la revisión de las condiciones físico-mecánicas de los mismos.

También, abundó, es necesario fomentar la renovación vehicular, mejorar las condiciones de la infraestructura vial y de señalización, fomentar la educación y capacitación de conductores, requerir la aprobación de exámenes rigurosos para obtener una licencia para conducir, regular la importación de autos usados y fortalecer la capacidad de gestión de la seguridad vial.

Enfatizó que para atender la seguridad vial “en serio” se tiene que dar una serie de acciones, porque mientras la tecnología de seguridad avanza en la industria, la realidad del país es que la mayoría de los vehículos en circulación no cuenta con esas adecuaciones.

Por lo tanto, si la mayor proporción vehicular está representada por vehículos en circulación y de importados usados, “ese debe ser el centro de la política pública”, enfatizó.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40