Mundo

Ley de Salud promovida por Obama llegó para quedarse

Con casi 11 millones de estadunidenses con seguro de cobertura médica y su legalidad constitucional reafirmada, la Ley de Salud Asequible (ACA) de Barack Obama empieza a delinearse como el más duradero legado de su gobierno.

Con casi 11 millones de estadunidenses con seguro de cobertura médica y su legalidad constitucional reafirmada, la Ley de Salud Asequible (ACA) de Barack Obama empieza a delinearse como el más duradero legado de su gobierno. A cinco años de su promulgación, la ACA o Obamacare como es conocida de manera popular, la ley ha tenido un impacto significativo en la reducción de la tasa de personas sin seguro médico, aunque los costos se mantienen sin mayores cambios.

Desde 2010, la tasa ha disminuido en un 45 por ciento, con lo cual por vez primera en la historia del país, el 90 por ciento de la población cuenta con esta protección, según cifras oficiales.

De acuerdo con la Casa Blanca, más de 17 millones 600 mil estadunidenses han obtenido cobertura de gastos médicos y se espera que la cifra sea mayor debido al porcentaje que resta por cubrir.

La cifra, sin embargo, no ha detenido las críticas contra la ley, convertida en una “pelota política” en el Congreso, donde los republicanos votaron más de 40 propuestas de ley para repelerla, sin éxito alguno.

En contraste, quienes la favorecen han insistido en los beneficios que ha aportado en particular entre los grupos y minorías como los hispanos, donde la cifra de personas sin seguro médico se redujo en 40 por ciento gracias a la ley.

Una encuesta del Centro de Política de Salud de la Universidad de Nuevo México y la organización Latino Visión reveló que un 82 por ciento de los hispanos cuentan ahora con seguro médico.

El director ejecutivo del Centro y de Latino Visión, Gabriel Sánchez, dijo que este porcentaje es el más alto registrado entre los hispanos desde el 2008, haciendo notar que en el 2013 un 28 por ciento de los hispanos aparecieron sin seguro médico.

“Lo que podemos deducir de estos datos es que en términos de ampliar la cobertura entre la población hispana, la Ley Asequible de Salud, está claramente funcionando”, dijo.

Muchos de los nuevos asegurados obtuvieron ese beneficio gracias al sistema de subsidio que contempla la ley para personas de bajos recursos, aspecto que generó una demanda que alcanzó la Suprema Corte de Justicia.

En junio pasado, el máximo órgano judicial falló a favor del gobierno en la demanda interpuesta por un conductor de limusinas del estado de Virginia, y apoyada por opositores.

La demanda argumentaba que la legislación sólo autorizaba los subsidios a las personas que obtuvieran su seguro de salud en planes “establecidos por el estado”.

Sólo 14 de los 50 estados del país tienen tales planes debido en gran medida a que mas de una veintena de estados son gobernados por republicanos, opuestos al “Obamacare”.

Al menos seis millones de estadunidenses de 36 estados estaban en riesgo de perder el subsidio federal de alrededor de 1.7 mil millones de dólares mensuales, de haber prosperado la causa, como muchos anticipaban.

Sin embargo, la Corte determinó por mayoría que los estadunidenses de todos los estados del país pueden obtener subsidios de cobertura médica, no sólo aquellos con mercados de seguros estatales.

La votación resultó histórica, no sólo porque seis magistrados votaron a favor, incluido el presidente del máximo tribunal, John Roberts, considerado de corte conservador, superando por mucho la oposición de los tres que votaron en contra.

El triunfo fue considerado definitorio para el destino de la ley, y aunque el presidente Obama declaró entonces que “la ley llegó para quedarse”, sus opositores dejaron en claro su resolución para continuar buscando opciones legales para derogarla.

Sin embargo, para algunos expertos, el fallo de la Suprema Corte cimentó la legalidad de la ley, cuyo impacto en el sistema de salud es tal ya no está en el interés de nadie su derogación.

“A pesar de haber alcanzado la edad de cinco años, la ACA continúa viviendo sobre el precipicio, pero creo que sobrevivirá”, dijo Henry J. Aaron, analista del Instituto Brookings, al hacer notar las 25 millones de personas que tendrán seguro de salud para el 2017.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40