Mundo

Macri evade al Congreso y modifica Ley de Medios por decreto

Se ha dedicado durante sus primeros 20 días de gobierno a emitir múltiples decretos

El presidente de Argentina,Mauricio Macri, modificará por decreto la estratégica Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual para evadir, una vez más, un debate en el Congreso que dotaría los cambios de mayor legalidad.

La firma de decretos ha sido el sello de Macri desde que asumió como presidente el pasado 10 de diciembre, lo que ha despertado críticas de aliados y opositores porque una de sus principales promesas de campaña fue respetar y reforzar la institucionalidad.

Por el contrario, Macri se ha dedicado durante sus primeros 20 días de gobierno a emitir múltiples decretos, es decir, a tomar decisiones de manera unilateral, sin la discusión parlamentaria que requiere un sistema republicano.

En ese camino, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, anunció este miércoles modificaciones por decreto a la llamada Ley de Medios, pese a que fue una norma discutida a nivel nacional en foros ciudadanos y aprobada por el Congreso en 2009.

La Ley fue el punto culminante de la batalla que el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner y el Grupo Clarín, el multimedios más importante de Argentina, iniciaron en 2008 y continuaron hasta que la presidenta terminó su gestión el pasado 10 de diciembre.

Clarín se erigió como opositor al kirchnerismo después de ser su aliado y ganó la pelea, ya que gracias a una serie de amparos nunca se ajustó a una Ley que lo obligaba a vender licencias de radio y televisión o de servicio de televisión por cable para dejar su papel dominante y concentrado en el mercado de medios.

Con su decisión de modificar la Ley de Medios por decreto, el gobierno de Macri violenta a los poderes Legislativo y Judicial, ya que la legislación había sido declarada constitucional por la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Aunque la pelea fue básicamente entre el kirchnerismo y la prensa opositora, Peña anunció el fin de “la guerra del Estado contra el periodismo” en general y el inicio de “una política pública de comunicaciones del siglo XXI".

Afirmó que la “guerra” planteada por la ex presidenta se basó en “una visión cerrada de la democracia y autoritaria que planteaba que aquel que no se disciplinara (al gobierno) debía ser combatido y perseguido por el Estado".

Los cambios que se publicarán mañana en el Boletín Oficial fusionan a las autoridades federales de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca) y de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (Aftic), organismos que fueron intervenidos por el macrismo la semana pasada.

También abren la puerta a la transferencia o venta de licencias de radio y televisión que estaban prohibidas, y elimina los topes de operación en la televisión por cable que se habían establecido para impedir posiciones dominantes de una empresa en el mercado.

Uno de los puntos más importantes es que Macri abre la puerta a que las empresas privadas puedan “ofrecer todo”, es decir televisión abierta, por cable y telefonía, lo que apuntala la concentración de medios que es criticada por organismos internacionales.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40