Mundo

Restaurantes mexicanos crecen en capital de Argentina

La creciente popularidad de la comida mexicana es cada vez más evidente en Buenos Aires

La creciente popularidad de lacomida mexicana es cada vez más evidente en Buenos Aires con la apertura de restaurantes que ofrecen tacos, moles, carnitas, chilaquiles, margaritas y micheladas.

Basta buscar “comida mexicana” en Óleo, una de las guías gastronómicas más completas de Argentina, para encontrar 87 restaurantes en la capital y sus alrededores, en donde hace menos de diez años apenas si había una decena de ofertas de este tipo.

Uno de ellos es “Tijuana”, que se presenta en el barrio de Palermo como restaurante de comida mexicana y bar a través de una fachada que presume los colores de la bandera tricolor y un mapa de las culturas prehispánicas.

En la plaza Armenia, centro obligado en las noches parranderas de Buenos Aires, acaba de abrir “Mezcal”, emprendimiento gastronómico que retoma el concepto de las mezcalerías que se han puesto de moda en la ciudad de México.

Con su colorida fachada naranja, el lugar convoca a los clientes con su atrayente barra, las puertas abiertas y una placa que enuncia las propiedades del mezcal:

“Quita la angustia, extingue la culpa, hace olvidar, suelta la lengua, te afloja la ropa, lima asperezas, arregla corazones rotos, causa rubores, apresura desenlaces, se te olvida el hambre”.

Los mexicanos que radican en Buenos Aires o los argentinos amantes de la comida mexicana también pueden disfrutar de los restaurantes que ofrecen comida estilo “tex mex” como nachos con queso y alitas con salsa búfalo.

En ese estilo se enmarca el “Real Revolución”, un sitio que ofrece “Mexican burritos” y en cuyos ventanales cuelgan banderitas mexicanas, mientras que junto a la barra de tragos estilo margarita asoma un mariachi estampado en la pared.

El restaurante Frida Kahlo, en tanto, se destaca por su ambientación, ya que en su entrada muestra múltiples rostros de la famosa pintora y recuerda una de sus frases más legendarias: “pies para qué los quiero si tengo alas pa’volar”.

Una vez adentro del lugar que se presenta como un espacio de arte, no sólo gastronómico, se puede admirar la decoración de papel picado que cuelga del techo, además de retratos, artesanías, muñecas, pinturas, dibujos, alacenas típicas de madera y sarapes.

Quienes buscan alternativas más gourmet, pueden acudir a “Catrina”, un restaurante que se define de “cuisine mexicaine” y que ofrece fajitas de pollo, mar o vegetarianas; nachos con guacamole, o platos más sofisticados como enchilada de Cordero, carré de cerdo y “burrito bourguinon”.

El más popular, sin duda, sigue siendo La Fábrica del Taco, única cadena de taquerías en Buenos Aires que ofrece el antojito tradicional mexicano en sus versiones de carnitas y bistec con queso, aunque la estrella es el taco al pastor, con su infaltable pedacito de piña y amplia variedad de salsas picantes.

A lo largo de la ciudad se pueden encontrar otros restaurantes con nombres que identifican su especialidad como “La Flore Azteca”, “Xalapa”, “Lupe”, “Che Taco”, “María Félix”, “Tacuba Bar”, “Lupita”, “Veracruz”, “DF” y “Taxco”.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40