Mundo

Irán aumentará producción de petróleo y condena nuevas sanciones

"Si Irán no aumenta su producción, los países vecinos podrían aumentar la suya (...) y apoderarse de cuotas de mercado de Irán”

Irán ordenó hoy aumentar su producción de crudo en 500 mil barriles por día tras la entrada en vigor del acuerdo nuclear y el fin de sanciones internacionales, pero condenó las nuevas medidas de Estados Unidos contra su programa de misiles balísticos.

Teherán decidió elevar en 500 mil barriles diarios su producción de crudo, aprovechando de inmediato los efectos del levantamiento de las sanciones, después de que el acuerdo nuclear, suscrito en julio pasado con las grandes potencias, entró en vigor el sábado pasado.

“Irán tiene la capacidad para incrementar su producción de petróleo con el fin de las sanciones y la orden fue emitida hoy”, informó el viceministro del Petróleo y jefe de la Empresa Petrolera Nacional Iraní, Rokneddin Javadi.

“Si Irán no aumenta su producción, los países vecinos podrían aumentar la suya (...) y apoderarse de cuotas de mercado de Irán”, explicó Javadi.

Irán, un país miembro de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), produce actualmente 2.8 millones de barriles diarios, de los cuales exporta un millón.

El anuncio de Irán puede desestabilizar aún más al mercado petrolero, donde las cotizaciones del crudo están por los suelos debido a una muy abundante oferta.

Sin embargo, analistas afirman que Irán podría tener dificultades para elevar rápidamente su producción de crudo debido a que su infraestructura, dañada por años de inactividad, necesita de inversión extranjera, cuya llegada demorará años.

El presidente de Irán, Hasán Rohaní, afirmó la víspera que la implementación del acuerdo nuclear entre su país y las grandes potencias, que permite el levantamiento de las sanciones contra Teherán, supone una “victoria política para los iraníes”.

Sin embargo, poco después el Departamento del Tesoro de Estados Unidos anunció nuevas sanciones contra 11 individuos y empresas de Irán en respuesta a las pruebas efectuadas por Teherán con misiles balísticos en octubre.

Este lunes, el vocero del Ministerio iraní de Relaciones Exteriores, Hossein Jaber Ansari, advirtió que pese a las nuevas sanciones de Estados Unidos, Irán seguirá mejorando sus capacidades balísticas

Subrayó que Estados Unidos “no tiene legitimidad legal ni moral” para aplicar nuevas sanciones, recordando que Washington ha vendido armas a países de la región “responsables de crímenes de guerra contra civiles en Palestina, Líbano y Yemen.

Calificó las sanciones de “ilegítimas” ya que el programa balístico de Irán no está concebido para tener la capacidad de transportar cabezas nucleares.

Por su parte, el ministro iraní de Defensa, Hossein Dehghan, consideró este lunes que las nuevas sanciones de Estados Unidos no tendrán ningún efecto. “Vamos a demostrarlo en la práctica con la presentación de los nuevos logros de misiles”, dijo.

En tanto, el jefe de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), Yukiya Amano, llegó este lunes a Teherán para entrevistarse con el presidente Hasán Rohaní y con el jefe de la Organización de Energía atómica de Irán (OEAI), Ali Akbar Salehi.

“Hemos hablado de nuestra futura cooperación en el nuevo clima y una hoja de ruta ha sido casi definida”, declaró Salehi al término de la reunión.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40