Mundo

Promotores de reforma migratoria en EUA esperan fallo a favor

"Va a permitir a miles de familias vivir sin el miedo constante de la deportación y trabajar y vivir con dignidad”

La decisión de la Suprema Corte de Justicia de aceptar revisar la orden ejecutiva del presidente Barack Obama en materia migratoria, fue celebrada aquí por promotores de la reforma y aliados políticos que anticiparon un fallo a favor.

La Suprema Corte de Justicia de Estados Unidos aceptó la apelación al fallo contra las acciones ejecutivas del presidente Obama en materia migratoria, que en caso de fallarse a favor permitiría que poco más de cuatro millones de inmigrantes puedan trabajar en forma legal en este país.

La mayoría se mostró confiada sobre un eventual fallo a favor del gobierno estadunidense cuando la Suprema Corte de Justicia anuncie su fallo en junio próximo, a partir del precedente legal establecido por otros mandatarios que han recurrido en el pasado a su autoridad ejecutiva.

“Esperamos que la decisión de la Suprema Corte de escuchar el caso sea el primer paso para remover los obstáculos que han sido puestos en el camino de estos programas”, dijo Chia-Chia Wang, directora del programa de refugiados de la agrupación American Friends Service Committee.

Consideró que un fallo favorable revirtiendo la suspensión sobre la implementación de las dos acciones ejecutivas “va a permitir a miles de familias vivir sin el miedo constante de la deportación y trabajar y vivir con dignidad”.

Este lunes el máximo tribunal judicial aceptó escuchar la apelación interpuesta por la administración Obama sobre el fallo contra la implementación de las medidas en respuesta a la demanda interpuesta por 26 entidades encabezadas por Texas.

La apelación fue presentada después que la Corte de Apelaciones del Quinto Circuito de Nueva Orleans falló en noviembre pasado a favor de mantener suspendida la implementación de las acciones anunciadas por el presidente Barack Obama a fines de 2014.

El líder demócrata del Senado Harry Reid se dijo complacido por la decisión del tribunal, insistiendo que las acciones ejecutivas descansan en una firme autoridad constitucional, “y tengo la seguridad de que la corte fallará a favor de implementarlas”.

“La decisión del presidente Obama de establecer prioridades en la aplicación de las leyes migratorias encauzó los limitados recursos a la deportación de individuos que representan una amenaza a la seguridad nacional y pública, no familias trabajadoras”, dijo por separado en un comunicado.

Bajo estas directrices, el gobierno buscó ampliar a partir de febrero del 2015 el Programa de Acción Diferida para Llegados en la Infancia (DACA), el cual se estima beneficiaría a unos 300 mil jóvenes indocumentados adicionales.

Igualmente pondría en vigor una variante para adultos conocida como DAPA, y la cual buscaba beneficiar a más de cuatro millones de inmigrantes indocumentados que son padres de menores ciudadanos estadunidenses, o bien que son residentes permanentes.

Marielena Hincapié, directora ejecutiva del National Immigration Law Center hizo eco de la valoración de Reid al recordar que otros presidentes antes que Obama han podido ejercitar su poder ejecutiva en temas migratorios de manera discrecional.

“Por décadas, estadunidenses han buscado fortalecer sus lazos con su país. La noticia de este día es otro paso en este batalla y no vamos a descansar hasta que toda la gente, sin importar donde haya nacido, pueda vivir sin temores”, dijo.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40