Mundo

Oposición siria denuncia escalada de ofensiva contra civiles

“El blanco, como siempre, son una mayoría abrumadora de civiles”, subrayó.

La Comisión Suprema para las Negociaciones (CSN), el principal grupo opositor de Siria, denunció una escalada en la ofensiva de Rusia y del gobierno contra infraestructura civil, mientras continúan las negociaciones de paz en la sede de la ONU en esta ciudad.

“La noche de ayer y esta mañana hemos recibido reportes de una aceleración masiva de las agresiones militares de Rusia y del régimen (de Bashar al-Assad) en Aleppo y Homs, incluyendo ataques a hospitales e infraestructura crítica”, dijo a la prensa la portavoz de la CSN, Farah Atassi.

“Los sirios están tratando de huir desesperadamente a esta agresión. Necesitamos la intervención de la comunidad internacional con Rusia para poner alto a este bombardeo indiscriminado”, instó.

El viernes pasado inició una nueva ronda de negociaciones para la paz en Siria, auspiciada por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y moderada por el enviado especial del organismo para Siria, Staffan de Mistura.

Hasta ahora el proceso es frágil y no se ha logrado ningún avance sustancial encaminado a cumplir con lo establecido en la resolución 2254 del Consejo de Seguridad, que llama a un alto al fuego, al flujo irrestricto de ayuda humanitaria para la población civil, a redactar una nueva constitución, y finalmente a una transición política.

Al respecto, Atassi señaló que la CSN en su carta a De Mistura “afirma claramente que los párrafos 12 y 13 de la resolución 2254 del Consejo de Seguridad de la ONU son derechos no negociables y representan las demandas legítimas del pueblo sirio”.

“Ayer en la conferencia de prensa, De Mistura afirmó que la CSN es la voz del pueblo sirio, no sólo la oposición”, destacó Atassi.

“Nuestra presencia en Ginebra se basa en garantías positivas y nuestro objetivo es garantizar la aplicación inmediata de los párrafos 12 y 13 de la resolución 2254 antes del inicio de las negociaciones”, agregó.

Atassi consideró que el gobierno de Damasco y de Moscú “están decididos a rechazar los esfuerzos de la ONU para poner en práctica el derecho internacional”.

Además, advirtió que estas acciones son una “grave amenaza para el proceso político en esta primera etapa. Necesitamos que la comunidad internacional tome medidas inmediatas, fuertes y claras para garantizar la credibilidad de este proceso”.

Por su parte, el jefe de la delegación de Damasco para las negociaciones, embajador ante la ONU, Bashar Jaafari, en un encuentro con la prensa en Ginebra dijo que éstas continúan en una etapa meramente “preparatoria” porque aún no cuentan con cierta información que consideran necesaria.

“No tenemos ni agenda ni nombres de los miembros de la delegación de la CSN”, dijo Jaafari.

“Los detalles, desde el punto de vista de las formalidades, todavía no se han resuelto. Estamos en la fase preparatoria antes de que se inicien las discusiones indirectas”, observó.

Finalmente reiteró que para poder iniciar el proceso negociador “debemos saber la identidad de los otros”.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40