Mundo

Canadá retirará el 22 de febrero sus aviones de combate en Irak

Con el nuevo gobierno liberal de Justin Trudeau, Canadá ha dado un cambio a su intervención militar en la zona de guerra contra el Estado Islámico

Canadá anunció hoy que retirará sus seis aviones de combate CF-18 el 22 de febrero pero que continuará teniendo un papel “activo” dentro de la coalición de naciones que combaten al llamado Estado Islámico (EI) en Siria e Irak.

Con el nuevo gobierno liberal de Justin Trudeau, Canadá ha dado un cambio a su intervención militar en la zona de guerra contra el Estado Islámico al anunciar que retirará sus aviones de combate y centrará su contribución en labores humanitarias, de asistencia y entrenamiento a las tropas locales.

En conferencia de prensa desde la capital canadiense y acompañado de los ministros de Defensa, Migración y de Desarrollo Internacional, Trudeau fue enfático al señalar que esta nueva misión que se extenderá por dos años no es de combate sino de asesoramiento.

“El EI quiere que lo veamos como una amenaza, pero Canadá es más fuerte que eso. El enemigo metal del barbarismo no es el odio sino la razón. Aquellos aterrorizados por el Estado Islámico necesitan de la razón, no la venganza”, afirmó Trudeau.

En el plan del gobierno liberal presentado este día y que será debatido la próxima semana en el Parlamento Federal, se establece que Canadá incrementará su despliegue militar en la zona de 650 soldados a 830.

Además, destinará en los próximos tres años 1.6 mil millones de dólares para las tareas humanitarias, asistencia a refugiados en países como Jordania, Egipto y Líbano, así como entrenamiento a las tropas locales de Siria e Irak, que incluye proporcionar pequeñas armas a las fuerzas de seguridad.

El gobierno canadiense se enfocará en buscar una salida “política” al conflicto, aunque continuará siendo “activo” en la coalición, por lo que dejará en la región sus dos aviones de reconocimiento CP-140 Aurora y un avión CC-150 de reabastecimiento en vuelo.

Trudeau explicó que habló con el presidente Barack Obama al respecto y dijo que el mandatario estadunidense “entendió” la posición de Canadá.

“Esta misión es completa y robusta, no de combate, y busca ayudar a Siria e Irak a retomar el control de sus países. Ayudaremos a estabilizar la región”, afirmó Trudeau.

El primer ministro canadiense estuvo acompañado del ministro de Defensa, Harjit S. Sajjan, del canciller Stéphane Dion, y de la ministra de Desarrollo Internacional, Marie-Claude Bibeau.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40