Mundo

Papa Francisco pide rezar por su viaje apostólico a México

El líder católico recordó el encuentro histórico que tendrá con el patriarca ortodoxo de Moscú en Cuba, antes de llegar a tierras mexicanas

El Papa Francisco pidió hoy rezar por el éxito de su próximo viaje apostólico a México, al saludar a una multitud durante su audiencia pública semanal en la Plaza de San Pedro.

Hablando en italiano ante los fieles, entre los cuales estaban numerosos mexicanos con banderas y estandartes, el líder católico recordó el encuentro histórico que tendrá con el patriarca ortodoxo de Moscú en Cuba, antes de llegar a tierras mexicanas.

“Pasado mañana iniciaré el viaje apostólico a México, pero antes iré a La Habana para encontrar a mi querido hermano Cirilo. Encomiendo a las oraciones de todos ustedes sea el encuentro con el patriarca, sea el viaje a México”, indicó.

El líder católico realizará una visita apostólica a territorio mexicano, prevista del 12 al 17 de febrero y con etapas en Ciudad de México, Ecatepec, Tuxtla Gutiérrez, San Cristóbal de las Casas, Morelia y Ciudad Juárez.

Más adelante recordó que la Iglesia católica celebrará este jueves 11 de febrero la 24 Jornada Mundial del Enfermo, que este año está dedicado a la Virgen María y a su “soledad” que “refleja la ternura de Dios y la inmensa bondad de Jesús misericordioso”.

Invitó a elevar oraciones por los enfermos y a hacerles sentir el propio amor, para que la misma ternura de la Virgen se manifieste en la vida de tantas personas que se encuentran junto a los enfermos sabiendo captar sus necesidades, también aquellas más imperceptibles, porque son vistos con ojos llenos de amor.

Por otra parte se refirió al Jubileo extraordinario de la Misericordia, un año santo que comenzó en diciembre y se extenderá hasta el próximo noviembre, en el cual los católicos están llamados a una actitud de cercanía y comprensión.

Dijo que si el Jubileo “no llega a los bolsillos” no será un verdadero jubileo y recordó que muchos siglos atrás los judíos crearon los jubileos, un tiempo que permitía a quienes se habían convertido en pobres a tener lo necesario para vivir y a los ricos restituir aquello que habían acaparado.

“El fin era una sociedad basada en la igualdad y la solidaridad, donde la libertad, la tierra y el dinero se convirtieran en un bien para todos y no solo para algunos como sucede ahora, si no me equivoco. Pero más o menos, ¡eh!”, señaló.

Lamentó que el 80 por ciento de las riquezas de la humanidad esté en manos de menos del 20 por ciento de la gente. Y apuntó que el jubileo es para que el corazón de todos se haga más grande y más generoso.

“Pero, les digo una cosa: si este deseo, si el jubileo no llega a los bolsillos no es un verdadero jubileo. ¿Lo han entendido? Y esto es en la Biblia. ¡eh! No lo inventa este Papa: está en la Biblia”, siguió.

“De hecho, el jubileo tenía la función de ayudar al pueblo a vivir una fraternidad concreta, hecha de ayuda recíproca. Podemos decir que el jubileo bíblico era un ‘jubileo de misericordia’, porque era vivido en la búsqueda sincera del bien del hermano necesitado”, ponderó.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40