Mundo

Sigue búsqueda de material radiactivo robado en sur de Irak

Hay algunos gramos de Iridio-192, que puede provocar quemaduras o cáncer a largo plazo, pero no puede ser usado para fabricar una bomba

Autoridades iraquíes continúan la búsqueda de material radiactivo “altamente peligroso”, robado en la ciudad de Basora, en el sur del país, ya que temen que pueda ser utilizado como una “bomba sucia” por el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

El material, almacenado en una caja del tamaño de un ordenador portátil, desapareció en noviembre pasado de una instalación situada cerca de la ciudad de Basora, que pertenece a la compañía petrolífera estadounidense Weatherford, según fuentes de seguridad y Medio Ambiente.

La firma estadounidense informó desde el 15 de noviembre a la comisión medioambiental de Basora la “pérdida” del material radiactivo, en el que hay algunos gramos de Iridio-192, que puede provocar quemaduras o cáncer a largo plazo, pero no puede ser usado para fabricar una bomba.

El material, que es utilizado para analizar los desperfectos de los conductos de petróleo y de gas a través de un proceso conocido como radiografía gamma, es propiedad de la compañía SGS de Turquía, según otras fuentes.

Khajak Ferweer, que dirige el departamento de radiación de la comisión medioambiental de Basora, indicó que el material perdido pertenece a la compañía turca SGS, que tiene contrato con la estadunidense Weatherford

Según un miembro del Ministerio iraquí de Medio Ambiente, el depósito contenía en total 10 gramos de Ir-192, un isótopo radioactivo de iridio también empleado para tratar el cáncer.

Grandes cantidades de Ir-192 han desaparecido anteriormente en Estados Unidos, Reino Unido y en otros países. En estas ocasiones la pérdida de elemento desató el pánico de las fuerzas de seguridad ya que puede ser utilizado para crear bombas sucias.

Estas bombas sucias combinan material nuclear con explosivos convencionales para contaminar determinadas área a través de la radiación. Funciona al contrario que un arma nuclear, que utiliza la fisión para desencadenar una fuerte explosión.

Hasta ahora no hay indicios de que el material esté en posesión del Estado Islámico, que aunque amplió sus zonas de control en Irak y Siria en 2014, no domina las áreas cercanas a Basora.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40