Mundo

Visita sorpresa del Papa

La visita del Santo Pontifice alegro a exadictos

Francisco sorprendió hoy a un grupo de jóvenes exadictos al visitarlos en su casa de rehabilitación, en la periferia de Roma, convivir con ellos y escuchar sus historias.

En las primeras horas de esta tarde el Papa se trasladó en automóvil y sin escolta hasta la comunidad terapéutica “San Carlos” ubicada en las cercanías del municipio de Castel Gandolfo, a 25 kilómetros al sur de la capital italiana, y que forma parte del Centro Italiano de Solidaridad (CIS).

El pontífice apareció sin aviso en la puerta del instituto, provocando sorpresa y perplejidad en los 60 internos. Saludó a cada uno personalmente y después se sentó con ellos en medio de un gran círculo para escuchar sus historias.

“Francisco hizo sentir su cercanía a cada uno. Los animó a no dejarse devorar por la metástasis de la droga y, abrazándoles, quiso hacerles comprender cuánto el camino de rehabilitación iniciado es una posibilidad real para comenzar de nuevo una vida digna de ser vivida”, dijo Rino Fisichella, presidente del Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización del Vaticano.

Roberto Mineo, presidente del CIS, aseguró haberse quedado sin palabras al ver el auto del líder católico ingresar a la estructura y al constatar cómo él parecía sentirse en casa con los drogadictos y con los voluntarios.

“Se entretuvo por largo tiempo con cada uno de ellos como un padre amoroso, escuchando sus historias y abrazándoles. Algunos muchachos le mostraron fotos de sus familias, de sus hijos y el Papa tuvo para todos palabras de esperanza y bendición”, siguió.

“Le dijimos que nuestra batalla cotidiana coincide exactamente con lo que él ha dicho muchas veces, que la droga no se vence con la droga, es decir que no es admisible la liberalización de las drogas ligeras”, agregó Mineo.

El presidente del CIS reveló que algunas semanas atrás había escrito a Jorge Mario Bergoglio contándole del trabajo con los tóxicodependientes, los refugiados y las mujeres víctimas de la violencia, pero jamás imaginó que podía responder con su presencia.

El Vaticano recordó que la visita es parte de la iniciativa “viernes de la misericordia”, por la cual Francisco una vez al mes cumple una obra de cercanía, como parte de los actos del Jubileo extraordinario.

Por su parte, Fisichella evocó las palabras del obispo de Roma en su reciente viaje apostólico a México, caracterizado por una “fuerte y clara denuncia del narcotráfico”.

Sostuvo que -en ese país- Francisco expresó su preocupación por los jóvenes que, seducidos por la “vacía potencia del mundo”, exaltan “las quimeras y se revisten de sus macabros símbolos para comercializar la muerte”.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40