Mundo

En libertad ejecutivo de Facebook arrestado en Brasil por juez

Dzodan, que fue arrestado la víspera por la policía en Sao Paulo y pasó la noche en un centro de detención provisional, evitó hacer declaraciones tras su puesta en libertad

El vicepresidente de Facebook para América Latina, el argentino Diego Dzodan, abandonó hoy las dependencias policiales de Sao Paulo en las que pasó cerca de 24 horas después de que un juez de segunda instancia revocó su arresto por considerarlo exagerado.

Dzodan, que fue arrestado la víspera por la policía en Sao Paulo y pasó la noche en un centro de detención provisional, evitó hacer declaraciones tras su puesta en libertad, dictada por el juez Ruy Pinheiro del Tribunal de Justicia de la localidad brasileña de Sergipe.

El argentino, uno de los mayores ejecutivos de Facebook en América Latina, fue arrestado por orden de un juez brasileño como consecuencia de que la aplicación de mensajería WhatsApp –propiedad de Facebook desde 2014- no había entregado informaciones a la Justicia sobre un supuesto grupo de narcotraficantes.

Facebook criticó este martes la medida, por considerarla desproporcionada, y dijo que no almacena en sus servidores los mensajes enviados y recibidos por los usuarios de WhatsApp.

“No existen pruebas concretas de que ´Dzodan´ haya actuado con predisposición de impedir o entorpecer las investigaciones para favorecer a la organización investigada”, explicó en un comunicado el juez de segunda instancia que puso en libertad a Dzodan.

No es la primera vez que Facebook o su empresa WhatsApp tienen un conflicto con las autoridades judiciales brasileñas.

En diciembre, WhatsApp fue bloqueado durante 12 horas en buena parte de Brasil por una decisión judicial vinculada también a la negativa de la empresa de proporcionar datos de usuarios, ya que asegura que no almacena los mensajes en sus servidores.

Un tribunal de la localidad de São Bernardo do Campo dictaminó en diciembre que la aplicación debía ser interrumpida durante 48 horas como represalia a su negativa de ceder conversaciones de criminales del Primer Comando de la Capital, un grupo de narcotraficantes que controla las prisiones y el tráfico de estupefacientes en Sao Pablo.

La medida, que tomó por sorpresa a millones de usuarios en Brasil, fue inmediatamente criticada por las propias compañías telefónicas, obligadas a acatar la orden judicial, quienes apelaron y lograron que el bloqueo fuera levantado horas después.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40