Mundo

Métodos curativos ancestrales podrían enriquecer sistema de salud

En el continente americano persisten en 80 por ciento de las zonas rurales prácticas espirituales, curativas, creencias y ritos sustentados en un conocimiento

En el continente americano persisten en 80 por ciento de laszonas rurales prácticas espirituales, curativas, creencias yritos sustentados en un conocimiento que debería ser rescatado e incluido en el sistema de salud, manifestó la experta María Luisa Dudet Peraldi.

La integrante del Instituto de Medicinas Tradicionales Aplicadas y Artesanías México Perú, la experta dijo en un comunicado que han sido marginado, criminalizado y negado los modelos médicos y la filosofía de los pueblos originarios, colocándolos como parte del folclor que sólo debe ser abordado desde el sector turístico.

Al participar en las X Jornadas Latinoamericanas de Psicologíaocial y el X Encuentro de Egresados de Psicología Social y Salud Comunitaria, realizados en la Universidad Autónoma Metropolitana, la doctora Dudet dijo que el pensamiento de las culturas ancestrales está basado en la inserción del ser humano en la naturaleza.

“Significan años de esfuerzos, cansancio, prueba y error, trabajo colectivo y constante del estudio de las plantas y otros elementos que permitieron descubrir diferentes curas para diversas enfermedades”, entre ellas la ansiedad y la depresión, en tanto que la industria farmacéutica produce medicamentos que sólo las controlan.

Lauro Hinostroza García, director del organismo mencionado, sostuvo que los modelos médicos de los pueblos originarios son valiosos debido a que consideran que los seres humanos deben “lograr, primero, un balance en los niveles físico y emocional, y luego una relación de respeto con las diferentes fuerzas que componen el universo.

“La enfermedad es un desequilibrio, nos habla de una falta de complementariedad entre el ser humano y la naturaleza. La curación implica integrar varios niveles, convirtiéndose en un modelo integral y colectivo entendido como un conjunto de acciones y estrategias que inician con el trabajo individual”, especificó.

En la Mesa: Salud desde los pueblos indígenas, moderada por el maestro J. Joel Vázquez Ortega, investigador del Área de Procesos Psicosociales de los Fenómenos Colectivos de dicha sede académica, los participantes abundaron en la necesidad urgente de retomar la salud pública para transformarla en salud social.

En ese sentido, el doctor Mario Carranza Aguilar, profesor invitado de la Unidad Iztapalapa, subrayó que la conformación de redes sociales es un recurso potente que puede utilizar la ciudadanía para enfrentar problemas y necesidades vinculados con la salud; “debemos desarrollar una estrategia de atención ecológico-sistema a nivel comunitario”.

El también investigador adscrito a la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS) presentó algunos de los resultados obtenidos en su investigación sobre la carga emocional y el bienestar psicosocial en cuidadores primarios que lleva a cabo en Coyotitán, Sinaloa, y en la colonia San Miguel Teotongo de la Ciudad de México.

“Las mujeres constituyen la población más significativa de cuidadoras y requieren especial atención psicológica, ya que presentan carga, ansiedad, tensión y cambios en los estados de ánimo; para ello se requiere de la participación de todos”, finalizó.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40