Mundo

Exposición en Bélgica exalta arte del ornamento corporal

El arte de ornamentar el cuerpo humano, sea con maquillaje, tatuaje, escarificación o cirugías

El arte de ornamentar el cuerpo humano, sea con maquillaje, tatuaje, escarificación o cirugías, es tema de “Body Art”, la exposición estrella del Museum aan de Stroom (MAS) de Amberes, que permanecerá abierta hasta el próximo 17 de abril.

“Body Art” explora las distintas motivaciones que han impulsado a los hombres a modificar sus cuerpos a lo largo de varios siglos: la búsqueda de belleza o individualidad, la representación de una identidad o la conexión espiritual.

Partiendo del principio de que “cada ornamento corporal tiene una historia”, la muestra invita a un viaje en el tiempo y espacio y revela el vínculo entre tradiciones de pueblos indígenas lejanos y modas actuales.

“Durante siglos las personas vienen aplicando marcas en sus cuerpos para expresar su identidad social”, observó la responsable de comunicación del MAS, Nadia De Vree, en entrevista con Notimex.

“En algunos países africanos, por ejemplo, las cicatrices indican con diseños específicos a cuál tribu pertenece un individuo, cuál es su estatus y si está casado o no”, señaló.

La colección etnográfica del museo muestra tradiciones indígenas antiguas en Papúa Nueva Guinea, Costa de Marfil, Japón y Brasil a través de máscaras, estatuas y vestidos.

Para entrar en comunicación con los espíritus, los papúes decoraban los cráneos de los muertos con arcilla y pintura hasta obtener una imagen similar a la de los antepasados.

Una colección fotográfica contesta el carácter marginal y subversivo que adquirió el tatuaje a mediados del siglo XX al mostrar que a finales del siglo XIX la práctica era bastante común entre las clases sociales más altas, incluyendo las casas reales.

En una fotografía de 1907, la princesa francesa Marie Bourbon dOrleans, esposa del príncipe danés Waldemar, enseña la ancla que lleva tatuada en su brazo izquierdo, un símbolo de su compromiso con su marido navegador.

La artista contemporánea francesa Orlan, que reivindica el uso de su propio cuerpo como soporte para sus obras, tiene un espacio destacado en “Body Art”.

El visitante puede descubrir la serie de telas “Self-hybridations”, en las que Orlan mezcla autorretratos con motivos precolombianos, así como las transformaciones reales efectuadas por la artista en su rostro.

“Mi trabajo ha siempre sido una lucha contra lo innato, lo inexorable, lo programado, la naturaleza, el ADN. Pero también contra todas las presiones ideológicas dominantes y la formatación, a favor de las mezclas”, explicó Orlan en un video de la muestra.

La exposición se completa con la reproducción de un salón de tatuaje de los años 50 del siglo pasado en el barrio portuario de Rotterdam, Holanda, y con un stand, donde el visitante puede ver un artista del tatuaje en el trabajo e incluso hacerse un tatuaje.

Los tatuadores invitados crearon especialmente para la ocasión diseños inspirados en la colección en exhibición en el MAS.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40