Mundo

Destaca Obama la erradicación total de material nuclear

El presidente Barack Obama declaró que los esfuerzos de la comunidad internacional en los pasados seis años han permitido avances para asegurar el control de material nuclear y radiactivo y evitar que éste caiga en manos de terroristas.

El presidente Barack Obama declaró que los esfuerzos de la comunidad internacional en los pasados seis años han permitido avances para asegurar el control de material nuclear y radiactivo y evitar que éste caiga en manos de terroristas.

Indicó que hasta la fecha, con el anuncio hecho por Japón aquí en el marco de la Cuarta Cumbre de Seguridad Nuclear, un total de 30 países a través del mundo han removido de sus territorios más de 3.8 toneladas de uranio altamente enriquecido, suficiente para crear 150 armas nucleares.

“América del Sur, un continente entero, está completamente libre de estos peligrosos materiales, y cuando Polonia complete su remoción este año, Europa Central estará libre de estos también”, adelantó Obama en rueda de prensa, al término de los trabajos de dos días.

Destacó también los esfuerzos en este sentido por parte de Ucrania, Argentina, Chile, Libia, Turquía y Taiwán, a los que se sumarán en breve Indonesia, colocando al sureste de Asia como otra región libre de estos materiales.

“En otras palabras, conforme terroristas y bandas criminales y mercenarios de armas buscan ingredientes peligrosos para un artefacto nuclear, amplias regiones del mundo están ahora lejos de su alcance, y eso es un logro sorprendente”, dijo.

Obama apuntó que Estados Unidos ha continuado igualmente avanzando en esta dirección, mejorando la seguridad en sus instalaciones nucleares, reduciendo su número y eliminando 138 toneladas de uranio altamente enriquecido excedente, suficiente para producir cinco mil 500 armas nucleares.

“Trabajando con Rusia, estamos enfilando a eliminar suficiente uranio altamente enriquecido en Rusia para producir 20 mil armas nucleares, y que estamos convirtiendo aquí en Estados Unidos en electricidad”, abundó.

La mención de Rusia fue notable por haber sido la única de las potencias nucleares que no atendió la invitación de Obama para atender la que será la última cumbre que presidirá, antes de dejar la Presidencia estadunidense en enero de 2017.

Pese a estos significativos avances, Obama reconoció que existe aún mucho trabajo por delante para lograr los objetivos del desarme nuclear, eliminar la proliferación nuclear y ampliar un seguro uso de la energía nuclear con fines pacíficos.

Reconoció que en algunas instancias las reservas de plutonio están creciendo al igual que los arsenales nucleares de algunos países, lo cual representa un riesgo de que puedan llegar a manos de terroristas y criminales.

“Uno de los objetivos centrales de esta Cumbre fue cómo podemos construir sobre el trabajo hecho, de manera que tengamos una arquitectura que pueda continuar los esfuerzos, aún cuando esta sea la última cumbre formal de líderes”, dijo.

Los más de 50 países asistentes acordaron mantener una fuerte arquitectura de colaboración nuclear, tanto a través de Naciones Unidas, la Agencia Internacional de Energía Atómica (IAEA) y la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol)

Durante la tercera sesión plenaria, en la que el foco de las discusiones fue la amenaza que representa el grupo yihadista Estado Islámico (EI), Obama dijo que el acuerdo generalizado fue de una mayor colaboración en este sentido.

“Todos entienden esta urgencia a la luz de lo que pasó en Bruselas, en Turquía, Pakistán y muchos otros países alrededor del mundo”, apuntó en relación a los recientes atentados por parte de grupos extremistas.

Obama dijo que como consecuencia de ello, Estados Unidos continuará en consultas con agencias de inteligencia de varios países de Europa para profundizar esta cooperación, con un énfasis en evitar ataques que involucren el uso de armas de destrucción masiva.

Desestimó, por otro lado, las declaraciones de Donald Trump en el sentido de que Estados Unidos debería permitir que países como Japón y Corea del Sur adquieran armas nucleares, a fin de que pueden confrontar por sus propios medios la amenaza nuclear que presenta Corea del Norte.

“Lo que esas declaraciones nos dicen es que la persona que las hizo no sabe mucho de política exterior o política nuclear o de la península de Corea o del mundo en general”, sentenció.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40