Mundo

Grupo humanitario denuncia que bombas usadas en Yemen son de EUA

Human Rights Watch llamó a Estados Unidos, Reino Unido, Francia y otros países a suspender todas las ventas de armas a Arabia Saudita

La organización Human Rights Watch (HRW) denunció hoy que Estados Unidos suministró las bombas que usó la coalición liderada por Arabia Saudita en un bombardeo en el noreste de Yemen que dejó 97 civiles muertos, 25 de ellos niños, el mes pasado.

“Arabia Saudita condujo los ataques aéreos de la coalición con bombas suministradas por Estados Unidos, que mataron a por lo menos 97 civiles, entre ellos 25 niños, el 15 de marzo de 2016 en un concurrido mercado en el noreste de Yemen”, indicó el grupo humanitario.

El 15 de marzo en torno al mediodía, dos bombas aéreas golpearon un mercado de Mastaba, en la septentrional gobernación de Hajja, aproximadamente 45 kilómetros de la frontera con Arabia Saudita, recordó HRW.

La primera bomba, explicó, impactó directamente en el frente de un complejo de tiendas y un restaurante. La segundo golpeó al lado de un área cubierta cerca de la entrada al mercado, matando e hiriendo a decenas de personas.

En un informe, publicado este jueves, HRW explicó que su personal efectuó una profunda investigación de los ataques contra un concurrido mercado del pueblo yemenita de Mastaba el mes pasado, en el que también murieron 10 combatientes del movimiento rebelde Houthi.

“Estos ataques ilegales fueron deliberadamente o imprudentes causaron una indiscriminada o desproporcionada y previsible pérdida de vidas civiles, en violación de las leyes de la guerra”, subrayó la organización defensora de los derechos humanos, con sede en esta ciudad.

Durante su investigación, realizada el 28 de marzo pasado, Human Rights Watch encontró entre los restos del mercado partes de una bomba guiada por satélite GBU-31, un explosivo MK-84 de dos mil libras suministrados por Estados Unidos.

La organización también examinó una serie de fotografías y videos grabados por un equipo de periodistas del canal de noticias británico ITV el pasado 26 de marzo, en los que se observan restos de una bomba MK-84 con un kit de guía Paveway laser.

"Uno de los ataques más mortíferos contra civiles en la guerra de Yemen ha implicado a Estados Unidos, suministrado armas, ilustrando trágicamente por qué los países deberían dejar de vender armas a Arabia Saudita", indicó la investigadora de HRW Priyanka Motaparthy,

Human Rights Watch llamó a Estados Unidos, Reino Unido, Francia y otros países a suspender todas las ventas de armas a Arabia Saudita, ya que al no hacerlo serían cómplices de presuntas violaciones y la muerte de civiles inocentes.

Recordó que las leyes de la guerra prohíben ataques deliberados contra la población civil y ataques indiscriminados, que no sean para atacar objetivos militares “Ataques que no están dirigidos contra un objetivo militar concreto se consideran indiscriminados”, subrayó.

La organización no gubernamental entrevistó también a 23 testigos de los ataques aéreos, así como los trabajadores médicos en dos hospitales de la zona que recibieron a los heridos por los bombardeos de la coalición árabe.

Desde el pasado 26 de marzo de 2015, una coalición de nueve países árabes, liderada por Arabia Saudita, impulsa una ofensiva militar contra la milicia rebelde Houthi, en busca de restablecer al presidente Abd Rabbah Mansur Hadi en el poder de Yemen.

La República de Yemen ha permanecido sumido en el caos desde hace más de un año, cuando las tropas rebeldes tomaron el control de la sede del gobierno, el aeropuerto, escuelas y varios edificios público de Saná, además de que el país afronta una grave crisis humanitaria


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40