Mundo

Sismos de más de 6.0 grados Richter sacuden Japón, Filipinas y Vanuatu

Japón, Filipinas y Vanuatu fueron hoy azotados por varios sismos de diversa magnitud, causando al menos tres heridos, daños materiales y la suspensión de los servicios de trenes en el primer país, pero sin que se emitiera la alerta de tsunami.

En el suroeste de Japon, un sismo de 6.4 grados en la escala de Richter ocurrió en la prefectura de Kumamoto, seguido de una réplica de 5.7 grados, informó la Agencia Meteorológica de Japón, que ubicó su epicentro a unos 10 kilómetros de profundidad.

Hasta el momento se conoce que el movimiento telúrico provocó el derrumbe de varios edificios y generó la suspensión de los servicios de trenes de alta velocidad en Kumamoto, donde se encuentran varias centrales nucleares.

Las estaciones de policía en la prefectura de Kumamoto recibieron reportes de heridos y de que varias construcciones se derrumbaron en el área cercana al epicentro del sismo, informó la cadena de televisión NHK.

El gobierno japonés estableció un grupo especial para recabar información sobre heridos y daños causados por el temblor, que se registró a las 21:26 horas locales (12:26 GMT), según el portavoz gubernamental, Yoshihide Suga.

“Hay que estar muy alertas, porque podría haber réplicas importantes en las horas venideras”, indicó un sismólogo de la universidad de Tokio.

Poco antes, otro sismo de 6.0 grados en la escala de Richer sacudió la isla de Mindanao, en el sur de Filipinas, dejando tres personas heridas y varias casas destruidas.

El Instituto de Vulcanología y Sismología de Filipinas precisó que el epicentro del seísmo se localizó a 13 kilómetros de profundidad, a 28 kilómetros al noroeste de la localidad de Siocon y unos 750 kilómetros al sur de Manila.

Asimismo, otro movimiento telúrico de 6.0 grados Richter ocurrió en el norte de Vanuatu, en el Pacífico sur, sin que se haya declarado una alerta de tsunami o informado de daños materiales.

El Servicio Geológico de Estados Unidos, que registra la actividad sísmica en todo el mundo, situó el hipocentro a 10 kilómetros de profundidad en el mar y a 86 kilómetros al noroeste de Port-Orly, una población principal de la isla de Espíritu Santo.

Tanto Filipinas con Vanuatu se encuentran en el llamado “Anillo de fuego del Pacífico”, el área de más actividad volcánica y sísmica del planeta.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40