Mundo

Compartir

Machu Picchu sigue abierta al público, pese a tareas de restauración

Miles de turistas que la visitan a diario seguirán admirando el complejo debido a que se acotó la zona que será sometida a mantenimiento

Pese a que las autoridades culturales de Perú anunciaron que se restringiría el acceso a la zona arqueológica de Machu Picchu durante el mes de abril, miles de turistas que la visitan a diario seguirán admirando el complejo debido a que se acotó la zona que será sometida a mantenimiento.

Las autoridades de Perú decidieron que los trabajos de restauración se harán solamente en la denominada Ruta Inca, en las montañas que rodean la ciudadela Huayna Picchu y Machu Picchu, sin afectar las operaciones de la zona arqueológica que se mantendrá abierta a los visitantes.

En la actualidad, Machu Picchu, que en lengua quechua significa montaña vieja, es considerada patrimonio cultural de la humanidad de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) desde 1983, al ser reconocida como un importante centro político, religioso y administrativo de su época.

"Comunicamos que con la intención de facilitar los trabajos de mantenimiento integral de escalinatas, plataformas y muros de contención, se suspenderá el ingreso de visitantes a los sectores comprendidos por la montaña Huayna Pichu del 1 al 15 de abril de 2016 y a la montaña de Machu Picchu del 16 al 30 de abril del 2016”, de acuerdo con un boletín difundido por la Dirección Desconcentrada de Cultura del Cusco.

Durante las labores de mantenimiento, el ingreso de visitantes a la ciudad inca de Machu Picchu y a los demás sectores como el Inti Punku, Puente Inca y rutas alternas será normal, en los horarios establecidos.

El sitio arqueológico se encuentra a medio camino entre las cimas de ambas montañas, a dos mil 438 metros sobre el nivel del mar. La superficie edificada es de aproximadamente 530 metros de largo por 200 de ancho y cuenta con 172 edificios en su área urbana.

Esta ubicación ha hecho de Machu Picchu un lugar mágico y majestuoso, de difícil acceso porque que se levanta en medio de dos montañas de la Cordillera de los Andes en Perú. Llegar a la zona arqueológica puede llevar desde tres horas hasta varios días si se hace caminando o según el medio de transporte con el que se haga el recorrido.

Machu Picchu está rodeada de templos, andenes y canales de agua. Su construcción fue realizada con grandes bloques de piedra unidas entre sí, sin el uso de cemento.

Este maravilloso complejo arquitectónico fue construido aproximadamente en el siglo XV por el inca Pachacutec, noveno gobernante del llamado Imperio Inca (1438-1471). Dotado de un gran talento militar, se le atribuye el inicio de la expansión de los incas más allá de las fronteras del Perú actual.

Machu Picchu estuvo interconectado con todo el imperio Inca a través de lo que se conoce como la ruta de los Caminos del Inca; sin embargo, no está integrada a la red nacional de carreteras del Perú.

La ausencia de una carretera directa al santuario de Machu Picchu es intencional y permite controlar el flujo de visitantes a la zona, que, dado su carácter de reserva nacional, es particularmente sensible a las muchedumbres.

El descubrimiento de esta zona arqueológica se atribuye oficialmente al estadunidense Hiram Bingham, quien presentó al mundo esta maravilla en julio de 1911. Sin embargo, los historiadores han documentado que el agricultor peruano Agustín Lizárraga, en busca de zonas de cultivo llegó a Machu Picchu en 1902, nueve años antes que el explorador norteamericano.

De hecho, Bingham lo anotó en sus diarios de viaje pero “olvidó” testimoniarlo en su libro ¨La


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40