Mundo

Compartir

Intolerancia a galactosa provoca daños al organismo

Reaccionar con vómito y diarrea, tras ingerir leche, puede indicar un cuadro de galactosemia

Reaccionar con vómito y diarrea, trasingerir leche, puede indicar un cuadro de galactosemia, enfermedad caracterizada por la incapacidad para metabolizar la galactosa (azúcar de la leche), afirmó el doctor José Elías García Ortiz.

El también jefe de Educación e Investigación del Hospital de Gineco Obstetricia del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco indicó que la acumulación en el organismo de esta sustancia produce severos daños a distintos órganos.

En particular, añadió, ocasiona alteraciones a los riñones e hígado, a la vista, ocasiona llanto e irritabilidad, además de retraso mental y del desarrollo.

Aunque es una de las enfermedades hereditarias que más frecuentemente se detectan en el tamizaje neonatal, su incidencia es baja, pues se estima a nivel mundial de un caso por cada 60 mil nacimientos, refirió el también investigador del Centro de Investigación Biomédica de Occidente (CIBO).

La galactosemia, precisó, arroja sintomatología desde el primer día de vida, toda vez que además de las molestias por la ingesta de leche, otros síntomas son bajo peso, piel amarillenta, trastornos de la coagulación y cataratas.

Ante esa situación, el especialista alertó que la intervención oportuna juega un papel importante, toda vez que habrá que sustituir las fórmulas lácteas por las que estén libres de galactosa y que sean hidrolizadas, además de continuar bajo esa tónica en el crecimiento.

En la dieta diaria del niño se deben eliminar los lácteos estrictamente y vigilar la ingesta de medicamentos, toda vez que hasta 20 por ciento contienen lactosa en sus fórmulas.

En cada embarazo, apuntó García Ortiz, existe una probabilidad de hasta 25 por ciento de que el bebé desarrolle galactosemia, toda vez que una de cada 600 personas puede portar el gen reactivo que da origen a la falta de enzima necesaria para metabolizar adecuadamente la galactosa.

Dio a conocer que el diagnóstico se lleva a cabo mediante la toma de sangre en el tamizaje neonatal que se realiza a la totalidad de niños nacidos en hospitales del IMSS, cantidad que asciende a aproximadamente 49 mil cada año.

Dicho examen se debe realizar en los primeros cinco días posteriores al nacimiento para detectar ésta y otras enfermedades metabólicas en el recién nacido, destacando que si bien son afecciones que no tienen cura, un tratamiento oportuno hace la diferencia para que el paciente puede llevar una vida normal.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40