Mundo

Compartir

La historia de la ciudad maya Yaxchilán es expuesta en Alemania

La importancia de Yaxchilán, una de las ciudades-estado más importantes de la zona maya central, fue expuesta en Berlín

La importancia deYaxchilán, una de las ciudades-estado más importantes de la zonamaya central, situada en el estado mexicano deChiapas, fue expuesta hoy en Berlín en el marco del año dual Alemania-México.

A dos días de inaugurado el año dual, el curador del Museo de Antropología e Historia de México (INAH), Daniel Juárez Cossío, impartió una conferencia sobre la historia de Yaxchilán, como un acercamiento de la historia de esta gran cultura a los alemanes.

En entrevista con Notimex, momentos antes de comenzar el evento, organizado por el Instituto Iberoamericano con sede en Berlín, Juárez Cossío reveló que su intención principal era abordar la influencia de la guerra y su impacto en la configuración social.

“El tema central del evento es recordar que la época de mayor actividad de Yaxchilán coincide con una época de mucha inestabilidad en la región. Hoy en día también vemos muchas guerras y comprobamos cómo el poder se va estructurando en las sociedades”, señaló.

Por ello consideró que un buen punto de reflexión con el público alemán era centrarse en abordar qué implica la guerra y “qué fue lo que llevó a las comunidades mayas en la cuenca del Usumacinta a finalmente a una especie de colapso en la región por su estructura fortificada”.

Juárez Cossío, quien es un gran conocedor de Yaxchilán, contó que estuvo en esa zona maya para hacer sus investigaciones a finales de los años 70, cuando solo se podía acceder a las antiguas construcciones por avioneta en un viaje de 40 minutos.

“Hoy en día no es una zona tan remota como cuando yo empecé a trabajar allí. Yo me incorporé en 1978 al proyecto de conservación y fue cuando iniciamos el primer camino por tierra a Yaxchilán”, dijo.

Agregó que en esa época “llegar a Yaxchilán tomaba 12 horas, mientras que hoy en día se puede llegar desde Palenque (Chiapas) en dos horas y media”.

De hecho, en la actualidad hay una gran cantidad de visitas en la zona, lo que según el curador ha provocado que el lugar pierda parte de su encanto.

No solo eso, el continuo trasiego de turistas dificulta una buena conservación del lugar, dijo.

“La visita turística, que aunque puede suponer una derrama económica para otros sectores como el transporte no lo es para la conservación, porque la gente sube, baja y camina por las instalaciones”, señaló.

A ello, hay que sumar el deterioro que supone por el crecimiento de la vegetación, lo que exige un trabajo permanente de conservación, expuso.

El curador afirmó que de la zona se encarga el INAH, organismo que redescubrió Yaxchilán y lo sacó del aislamiento en el que se encontraba, ya que apenas era conocido en México.

Pero ¿qué significó Yaxchilán para la cultura indígena de su época? Juárez Cossío aseguró era un reino subsidiario y jugó un papel importante dentro de la geopolítica de la región, porque estaba en un lugar de tránsito, a orillas el río Usumacinta que une los altos de Guatemala con la costa del Pacífico.

“Era un punto muy interesante de tránsito, de comercio, de gentes, donde fluían ideas”, resaltó el experto.

“Ese es el papel importante que jugó en su momento. No tenemos los grandes gobernantes ni la gran arquitectura, en términos de volumen y tamaño de las construcciones, como es el caso de Calakmul o de la de Tikal”, señaló.

El gran desarrollo de Yaxchilán ocurre entre principios de los años 600 hasta el año 850, momento en que colapsa la región.

“De este momento tratará la charla, un momento en el que tenemos la referencia de dos gobernantes importantes como son Escudo Jaguar y Pájaro Jaguar”, apuntó Juárez Cossío.

De hecho, es Escudo Jaguar quien construye la Pequeña Acrópolis, el último conjunto residencial que es una muestra de un palacio muy fortificado por las condiciones de guerra que había en la región.

En la actualidad, hay más de 70 edificios registrados en la zona, donde los más destacados son el número 33, construido por Pájaro Jaguar, la parte de edificios subterráneos que recibe el nombre de el “laberinto” y el edificio número 18.

Todos ellos dan idea de cómo se configuraba Yaxchilán en un momento en el que apenas había urbanismo, pero donde sí se observa que los inmuebles se orientan casi exclusivamente al río, dando a entender que el río era la arteria más importante para los habitantes de Yaxchilán.

La exposición de Júarez Cossío tiene lugar en el marco del año dual Alemania-México, que tiene como objetivo el profundizar en la cultura, la economía, la ciencia y la tecnología de ambos países.

El año dual Alemania-México comenzó el pasado 11 de abril con la inauguración de la exposición “Los Mayas, el lenguaje de la belleza” en el museo Gropius Bau de Berlín, un acto en el que participó el presidente mexicano Enrique Peña Nieto.

No obstante, las relaciones se mantendrán más allá del presente año porque Juárez Cossío trabaja en la actualidad en una exposición sobre Teoberto Maler, un explorador de origen alemán que dedicó su vida al descubrimiento y la documentación de las ruinas de la cultura maya.

“Maler visitó Yaxchilán en tres ocasiones y tiene un espléndido trabajo sobre el sitio con el que estoy fascinado. De alguna manera estoy aprovechando esta conferencia para introducir el trabajo de Maler de cara a la celebración el próximo año del centenario de su muerte”, adelantó.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40