Mundo

Compartir

“La abuelita Tierra” demanda más que simple reforestación

La verdadera educación ambiental debe estar basada en un sistema o plan educativo continuo,

La verdadera educación ambiental debe estar basada en un sistema o plan educativo continuo, ya que “el cuidado de la abuelita Tierra demanda mucho más que simples planes de reforestación”, consideró la presidenta de la asociación civil “Hunab Proyecto de Vida”, Maritza Morales Casanova.

En entrevista, opinó que las condiciones que se viven en el tema ambiental hoy en día demandan una formación ambiental más integral que debería considerarse dentro de los planes de formación escolar.

“Erróneamente se le llama educación ambiental a los esfuerzos de difusión sobre los problemas ambientales, en cambio, la educación ambiental es un proceso educativo y de formación, que prepara a cada persona para convivir ordenadamente en su medio ambiente”, dijo.

Expuso que ya han hecho ese planteamiento en varios foros a las autoridades federales y estatales, sin embargo, la realidad es que el tema ambiental apenas se toca en los dos primeros años de primaria y ya luego el enfoque es más hacia el la biología y ciencias naturales.

“Eso quiere decir que en gran parte del proceso de formación educativa del país, el tema ambiental está ausente, por lo que Hunab pugna y seguirá pugnando porque esa situación cambie y los niños y niñas reciban una educación ambiental de calidad en sus escuelas”, resaltó.

Morales Casanova, quien se ha hecho merecedora de distinciones internacionales de instituciones como National Geographic, el Rolex Award 2012 Young Laureates y un reconocimiento del Vaticano, llamó a las autoridades a dar un mayor impulso a la educación ambiental de calidad dentro de las escuelas de nivel básico.

Refirió que Hunab es una asociación civil que este 2016 cumple 21 años que impulsa en la región la educación ambiental de excelencia mediante un programa de formación denominado “Héroes de la Abuelita Tierra”.

Esos “héroes” son niños y niñas que son integrados a un proceso de capacitación y educación ambiental de excelencia en las instalaciones de la asociación denominada “Ceiba Pentandra”, en el nororiente de esta ciudad.

Una vez que terminan su formación, los menores imparten pláticas en escuelas sobre lo que han aprendido y contagian a otros menores a involucrarse en el cuidado del medio ambiente.

Si bien dentro del programa los niños no fungen como guardianas de la Madre Tierra, lo hacen bajo el concepto de héroes de la “Abuelita Tierra”.

El objetivo, aseguró Morales Casanova, es el mismo, proteger al planeta y sus valiosos ecosistemas, además de que el término “Abuelita” les ha resultado más atractivo a los niños.

“Para Hunab, la madre Tierra ya es abuelita, porque han pasado ya muchos años y ahora requiere de la ayuda de todos sus nietos para poder sobrevivir”, comentó.

Señaló que a lo largo de 21 años de trabajo ha formado a más de cuatro mil niños y algunos ahora son profesionistas relacionados con áreas de cuidado ambiental y desarrollo de energías alternativas, entre otras.

“Lo más trascendente es que esos menores han impartido cientos de pláticas en cursos, talleres, congresos y en planteles escolares como medio para reforzar y promover el cuidado al medio ambiente”, mencionó.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40