Mundo

Compartir

Dormir poco puede disminuir el colesterol bueno, sugiere estudio

Descubrieron que las personas que duermen poco pueden tener un impacto negativo en los niveles de colesterol bueno

Un grupo de investigadores de la Universidad de Helsinki, en Finlandia, descubrieron que las personas que duermen poco pueden tener un impacto negativo en los niveles de lipoproteínas de alta densidad (HDL), conocidas como colesterol bueno.

En un comunicado, los científicos explicaron que el colesterol HDL es responsable de eliminar las lipoproteínas de baja densidad (LDL), conocidas como colesterol malo de las arterias.

El colesterol LDL contribuye con la aterosclerosis, que es una acumulación de placa en las arterias que puede incrementar el riesgo de padecer un ataque cardiaco o apoplejía, por lo que es importante tener un sólido nivel de colesterol HDL para proteger la salud cardiaca.

El equipo de investigadores llevo a cabo diferentes análisis experimentales y epidemiológicos; para los primeros inscribieron a 21 participantes que tuvieron que dormir en un ambiente controlado por el laboratorio durante cinco noches.

La duración del sueño para 14 de estos participantes estaba restringida a cuatro horas por noche, mientras que los siete participantes restantes pudieron dormir lo suficiente cada noche.

Los investigadores explicaron que se tomaron muestras de sangre de todas las personas durante el periodo del estudio, las cuales analizó el equipo para observar la expresión genética y los niveles de lipoproteína.

En comparación con los participantes que durmieron lo suficiente, los investigadores hallaron que las personas que fueron privadas del sueño tuvieron una actividad reducida en los genes que son responsables de regular los niveles de colesterol.

En el análisis epidemiológico, los investigadores evaluaron los datos de dos mil 739 participantes de uno de dos estudios poblacionales finlandeses.

El primer estudio fue el de problemas alimenticios, de estilo de vida y genéticas de obesidad y síndrome metabólico (Dietary, Lifestyle and Genetic determinants of Obesity and Metabolic síndrome DILGOM), y el segundo Riesgo Cardiovascular en Jóvenes Fineses (Cardiovascular Risk in Young Finns Study) (YFS).

En el estudio DILGOM, los participantes completaron cuestionarios donde se les preguntó si dormían lo suficiente cada noche; mientras que en el estudio YFS, se indagó a las personas para saber cuántas horas dormían cada noche y cuántas horas necesitaban cada noche para sentirse bien descansados.

Al analizar las muestras de sangre de los participantes, los investigadores hallaron que las personas que no habían dormido lo suficiente tenían una expresión reducida de genes codificadores de lipoproteínas, en comparación con las personas que sí dormían lo suficiente.

Mientras que las personas que no durmieron lo suficiente tuvieron bajos niveles de HDL en circulación.

El equipo mencionó que los hallazgos de ambos análisis sugieren que tan sólo un periodo corto de privación del sueño puede tener un gran impacto en la salud.

Además de que la gente que no duerme lo suficiente puede correr un mayor riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular.

La coautora del estudio, Vilma Aho, resaltó que el estudio experimental probó que sólo una semana de sueño insuficiente comienza a cambiar la respuesta inmunológica y el metabolismo del cuerpo.

“Nuestro próximo objetivo es determinar qué tan pequeña puede ser la deficiencia de sueño para que siga provocando dichos cambios”, reveló.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40