Mundo

Compartir

Muerte de corales pone en riesgo supervivencia de peces: estudio

La creciente degradación de los arrecifes en el mundo impide que los peces cuyo hábitat natural son los corales puedan reconocer la presencia de un depredador

La creciente degradación de losarrecifes en el mundo impide que los peces cuyohábitat natural son los corales puedan reconocer la presencia de un depredador y evitarlo ocultándose en su ecosistema, según una investigación australiana.

Especialistas de la Universidad James Cook, en Queesland, descubrieron que la decoloración y muerte de los corales podría tener un efecto directo sobre la forma en que los peces que habitan los arrecifes aprendan sobre su ambiente y en particular sobre los depredadores.

El equipo de investigadores llevó a cabo pruebas con corales miniatura colocados dentro de una urna con agua, donde simularon las condiciones del medio ambiente que estaban estudiando, así como peces.

La mitad del “escenario” contenía corales sanos y la otra parte incluía esqueletos de coral muerto, allí los científicos entrenaron a los peces para que reconocieran la presencia de depredadores, con un producto químico similar al olor que liberan cuando están bajo ataque.

Sólo los peces en los arrecifes saludables aprendieron el olor del nuevo depredador y en respuesta se ocultaron entre los corales, mientras que en los arrecifes muertos, los peces simplemente siguieron explorando, dejándose a sí mismos vulnerables.

Los investigadores dicen que sus resultados muestran signos preocupantes del impacto directo del daño en los corales sobre el comportamiento y la supervivencia de los animales marinos.

“Los peces usan señales químicas de alarma liberados de la piel de sus vecinos cuando son atacados para conocer tanto la presencia como la identidad de depredadores”, explica el profesor Mark McCormick, autor de la investigación.

Precisa que cuando los peces combinan la señal de alarma de un compañero herido con la vista del depredador responsable, los peces son capaces de reconocer el peligro y ocultarse.

Sin embargo, cuando los corales mueren y quedan cubiertos de algas, “el paisaje olfativo parece cambiar, lo que afecta a este mecanismo de aprendizaje fundamental utilizado por los peces”, agrega.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40