Mundo

Compartir

Muere en Nueva York la persona más longeva del mundo

Susannah Mushatt Jones tenía de 116 años de edad

La persona más longeva de quien se tenía registro en el mundo, Susannah Mushatt Jones, de 116 años de edad, murió la noche del jueves en Nueva York, según informó hoy el Grupo de Investigación Gerontológica.

Jones, nacida en el último año del siglo XIX, era además la única persona con vida en Estados Unidos que habría vivido durante tres siglos, y queda ahora sólo una persona aún ostenta tal hazaña, la italiana Emma Morano-Martinuzzi, quien nació en noviembre de 1899.

Originaria en Alabama, Jones vivió los últimos 30 años de su vida en un centro para adultos mayores en el condado de Brooklyn, pese a que su mantuvo activa hasta los últimos meses de su existencia.

Conocida por su amigos como "Señorita Sussie", Jones explicó el año pasado al diario The Daily News que el secreto de su longevidad era respetar sus horas de sueño y evitar tanto el cigarro como el alcohol. Aceptó sin embargo que le encantaba el tocino y lo comía a menudo.

Aunque su único matrimonio duró pocos años, Jones contaba con más de un centenar de nietos y bisnietos, de acuerdo con The Daily News.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40