Mundo

Compartir

Museo de FIFA exhibe historia de la pasión por el futbol

Para rememorar la historia del juego, sobre todo de los mundiales

En sus tres mil metros cuadrados, el museo de la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA), abierto al público en Zurich, Suiza, muestra gran parte de la historia del balompié y la pasión de la gente por el juego de equipo más popular del mundo.

El museo fue inaugurado en febrero pasado por el presidente de la FIFA), Gianni Infantino, quien anuncio que ya puede ser visitado.

Para rememorar la historia del juego, sobre todo de los mundiales pero también de equipos históricos, torneos, jugadores y selecciones nacionales, el centro expone más de mil objetos, mil 400 fotos y 500 vídeos. 60 pantallas y 15 puestos interactivos ayudan al visitante a sumergirse en una experiencia única.

Las instalaciones, repartidas en tres plantas, se completan con un bar deportivo, un bistró con cafetería y una biblioteca, así como varias salas para la celebración de eventos y conferencias.

También incluyen un cine de 180 grados y un pinball gigante, uno de las atracciones más llamativas del museo, que está diseñado para recibir visitantes de todas las edades.

El museo, que se concluyó tras 20 meses de obras, muestra entre otras joyas los dos trofeos de las Copas del Mundo, la del Mundial Varonil y Femenil, que hasta ahora custodiaba la cámara acorazada de un banco de la capital financiera de Suiza y sede mundial de la FIFA desde 1932.

“Este museo abraza toda la historia del futbol” declaró Infantino, sobre el inmueble, que ha costado 140 millones de dólares.

“En este lugar se respira y se vive futbol. Aquí te puedes contagiar del virus del balompié, si es que no lo tienes ya en la sangre. Lo único que importa aquí es el futbol”, comentó Infantino en el discurso que pronunció al inaugurar el museo a finales de febrero pasado.

En él se exhiben las playeras de las selecciones de los 209 países miembros de la FIFA, así como reproducciones de los antiguos reglamentos y actas de juegos del pasado, además de botas y balones antiguos.

También destaca una playera de “O rei” (el rey) Pelé e incluso un asiento del viejo estadio londinense de Wembley, antes de su reforma.

Una de las partes más atractivas es una zona lúdica que se ubica en la planta superior del edificio.

En ella los visitantes pueden demostrar su pericia futbolística en un circuito compuesto de varias pruebas, que incluyen sacar un córner, sortear obstáculos con el balón como si fueran regates o jugar en un pinball futbolístico gigante.

“Ya era hora de que la historia del futbol mundial tuviera un lugar en el que mostrar cómo el futbol conecta e inspira al mundo. Aquí se demuestra que el futbol se juega en cualquier tipo de circunstancias, condiciones y escenarios", subrayó el director del Museo, Stefan Jost.


NOTAS RELACIONADAS

ÚLTIMOS

MÁS VISTOS

HOY EN

PROYECTO 40